Comparta éste artículo
MUNDO

Bingo Allison se convierte en el primer sacerdote no binario: "Dios me estaba guiando"

Bingo Allison, una persona de 36 años, se ha convertido en el primer sacerdote no binario en ser reconocido por la Iglesia de Inglaterra

GLOBAL

·
Bingo Allison, sacerdote no binarioCréditos: Redes sociales

Bingo Allison, una persona de 36 años, ha cobrado notoriedad por ser el primer sacerdote no binario de Inglaterra en ser reconocido por la Iglesia anglicana, que es distinta a la católica, y no solo ha manifestado públicamente su apoyo a la comunidad LGBT+, sino que también se dedica a visitar escuelas de Liverpool para que los jóvenes se acerquen a la religión.

Según contó Bingo Allison al medio inglés Echo Liverpool, mantuvo una identidad masculina cuando inició su preparación en el seminario para ordenarse como sacerdote, pero se declaró como no binario cuando todavía era vicario, es decir, auxiliar del Obispo, debido a que no se identifica como hombre, pero tampoco como mujer.

Bingo Allison (Redes sociales)

Fue la iglesia St. Margaret of Antioch, ubicada en Liverpool, Inglaterra, quien ordenó como sacerdote a Bingo Allison, y también han dado su apoyo a la comunidad LGBT+, al aceptar el matrimonio homosexual y trabajar por la visibilización de las personas transgénero.

TE PUEDE INTERESAR: "Felicidades profesore": Universidad de Argentina entregará el primer título no binario

Bingo Allison ha reconocido que durante muchos años tuvo pensamientos conservadores, que incluso algunos podían calificar como intolerantes en contra de la comunidad LGBT+, pues creció escuchando que las personas homosexuales "eran pecaminosas", pero en sus retiros espirituales su ideología cambió.

Bingo Allison (Redes sociales)

¿Cómo descubrió que era una persona no binaria?

Bingo Allison señaló que cuando se preparaba como vicario conoció el término "queer" con el que ahora se identifica y aunque en un inicio pensó en abandonar su vocación, fue durante un viaje de autodescubrimiento religioso que se dio cuenta de que la homosexualidad no era algo malo.

"Fue mucho más difícil de lo que pensé haber salido del clóset para luego permanecer en el clóset. Definitivamente, hubo muchas veces antes en las que cuestioné mi identidad", admitió el sacerdote.

Según recordó el sacerdote, se encontraba redactando un ensayo sobre cómo Dios creó la Tierra cuando se encontró con el texto bíblico: "Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó: Génesis 1:27", y ahí tuvo una revelación al darse cuenta de que Dios se refería a "la masculinidad y feminidad" y no hablaba de hombres o mujeres.

"Fue una experiencia espiritual más profunda, sentí correctamente que Dios me estaba guiando hacia esta nueva verdad sobre mí mismo", afirmó el sacerdote, lo que finalmente lo llevó a aceptar su identidad.

 Para más noticias como esta síguenos en Google News.