Comparta éste artículo
MUNDO

Detienen a expolicía que asesinó a su hijo con autismo

El expolicía de Nueva York dejó a su hijo encerrado en un garaje por 16 horas, en donde falleció de hipotermia extrema.

GLOBAL

·
El expolicía de Nueva York dejó a su hijo encerrado en un garaje por 16 horas, en donde falleció de hipotermia extrema.Créditos: Especial

Un expolicía de la ciudad de Nueva York fue detenido, luego de que fuera acusado de asesinar a su pequeño hijo autista de 8 años, quien murió de hipotermia extrema tras permancer 16 horas en el frío.

De acuerdo con el New Yokr Post, el hombre, identificado como Michael Valva, está siendo juzgado por la muerte por congelamiento de su hijo, Thomas Valva, quien lamentablemente falleció luego de que su padre lo encerrara en un garaje sin calefacción como castigo por haberse ensuciado.

El expolicía testificó que puso a su hijo en una ducha luego de que chocara contra el marco de una puerta y se cortara la cara, y que luego encontró a Thomas insonsciente. No obstante, las autoridades sostienen que el menor murió como resultado de hipotermia después de haber estado 16 horas en el garaje en su casa ubicada den Central Moriches. 

TAMBIÉN LEE: Profesor asesina a golpes a estudiante por cometer un error ortográfico en un examen

Por su parte, durante las declaraciones de apertura del juicio, el abogado de Valva, Anthony La Pinta, aseguró que la exprometida de su cliente, Angela Polina, fue la responsable del abuso en contra del menor, pues se negó a permitir que le proporcionaran una manta antes de que falleciera. Cabe destacar que Polina está siendo juzgada por separado por los cargos de asesinato.

Por su parte, la fiscal de distrito del condadado de Suffolk, Laura Newcombe, señaló que el agresor había establecido reglas "brutalmente rígidas" para Thomas y su hermano de 10 años, a quien golpeaba.

“Los golpearé hasta que sangren”, dijo Newcombe que Valva le envió un mensaje de texto a Polina antes del incidente. “Es lo único que funciona”.

TE PUEDE INTERESAR: Acusan de abuso al obispo Carlos Belo, ganador del Premio Nobel de la Paz

Asimismo, dijo que los dos niños estaban tan descuidados que tenían que buscar en los botes de basura de la escuela para comer, además de que tenían que dormir en camas para perros.

Por otro lado, la paramédica Erin Lambert, quien acudió a atender al menor antes de su muerte, testifico adivirtiendo que el exoficial no mostró "ninguna emoción" cuando los paramédicos intentaban salvar la vida del pequeño.

Síguenos en GOOGLE NEWS para más noticias.

 

Temas