Comparta éste artículo
VIRAL

¡A sartenazos! Hombre se defiende de cocodrilo con un sartén | VIDEO

El hombre, identificado como Kai Hansen, tiene un bar en Australia en una zona infestada de cocodrilos, por lo que ya es normal que tenga que enfrentarse a estos animales salvajes para mantener a salvo a sus clientes

GLOBAL

·

Un hombre se hizo viral por la curiosa forma en la que salvó su vida: se defendió con un sartén del ataque de un cocodrilo, hecho que quedó inmortalizado en un video que pronto comenzó a circular en redes sociales.

Los hechos ocurrieron en Australia y en el clip, de apenas nueve segundos, se puede ver al hombre que fue identificado como Kai Hansen, quien porta una playera roja. Delante de él se encuentra un cocodrilo que sin previo aviso, abre su mandíbula con la intención de atacarlo.

TAMBIÉN LEE: Fanáticos de Ángela Aguilar le regalan dinero en transmisión en vivo de TikTok | VIDEO

Hombre se defiende de cocodrilo - Captura de pantalla 

Sin pensarlo, el hombre comienza a darle "sartenazos" para impedir que el cocodrilo se le acerque. Luego de dos golpes en la cabeza, el cocodrilo sale huyendo del lugar a toda velocidad.

De acuerdo con medios locales, Kai Hansen es el propietario de un bar llamado Goat Island Lodge. En 2018, se hizo popular en Australia, debido a que tenía una perrita llamada Pippa con la que asustaba a los cocodrilos de la zona; lamentablemente, su mascota fue atrapada por uno de los reptiles y perdió la vida.

TE PUEDE INTERESAR: Eduin Caz lee poemas, canta sus éxitos y da consejos a estudiantes de Michoacán

El cocodrilo huyó luego de ser golpeado con un sartén - Captura de pantalla 

Goat Island Lodge está aproximadamente a una hora de Darwin en el río Adelaide infestado de cocodrilos. Hansen, apodado "King Kai", le dijo a Northern Territory News que el cocodrilo al que golpeó se llama Fred, un animal salvaje que él mismo lleva alimentando desde hace 15 o 16 años. Asimismo, también confesó que conoce a su madre Casey, aunque el cocodrilo más joven ya la superó en tamaño y fuerza.

“El problema es que Fred, un cocodrilo joven al que comencé a alimentar hace 15 o 16 años, ahora es más grande que Casey- Casey es la importante por aquí, Fred es un dolor en el trasero. Ahora es más grande que ella y no la deja entrar en su lugar habitual. Eso significa que tiene que subir a la orilla del río más arriba, que está muy cerca de donde entra la gente, así que he estado montando guardia para que la gente pueda entrar con seguridad”, expresó.

 

Temas