Comparta éste artículo
TENDENCIAS

Mujer compra reliquia romana con más de 2 mil años de antigüedad en tienda de segunda mano

Laura Young compró el busto de mármol por 34 dólares en una tienda de segunda mano en Austin, Texas

GLOBAL

·
La mujer encontró la pieza con 2 mil años de antigüedad en una tienda de segunda mano en TexasCréditos: Instagram

Comprar antigüedades es para muchas personas un pasatiempo, pues uno nunca sabe con qué joya se puede encontrar y prueba de ello es el caso de una mujer estadounidense que compró un busto de mármol por 34.99 dólares (cerca de 713 pesos mexicanos) en una tienda de segunda mano en Austin, en Texas, Estados Unidos, sin saber que la pieza era una verdadera reliquia invaluable del antiguo Imperio Romano.

Se trata de la coleccionista de arte, Laura Young, quien en 2018 acudió a una tienda Goodwill de segunda mano y compró el busto para colocarlo en su casa, sin embargo, luego de una larga investigación, resolvió que la pieza era auténtica, con más de 2 mil años de antigüedad y data de entre los siglos I a.C y I d.C.

TAMBIÉN LEE: Los "ugly shoes" de las marcas reconocidas

La mujer explicó que llevó la reliquia de 23 kilos a su casa atada con un cinturón de seguridad en el asiento delantero de su auto, luego de que llegar, se puso en contacto con las casas de subastas Bonhams y Sotheby’s, las cuales confirmaron que el busto era de la antigua Roma.

La mujer compró la pieza por 34 dólares - Instagram

En entrevista para CNN, Lynley McAlpine, becaria curatorial postdoctoral en el Museo de Arte de San Antonio (SAMA), dijo que se cree que es el busto de Sextus Pompey, un líder militar romano. Su padre, Pompeyo el Grande, fue una vez aliado de Julio César.

El busto está actualmente en exposición en el Museo de Arte de San Antonio, junto a un letrero que reconoce el papel de Laura Young en su descubrimiento.

¿Cómo terminó una pieza del Imperio Romano en una tienda de Texas?

Si bien aún no se ha resuelto cómo es que llegó dicha pieza a una tienda de Texas, el diario The New York Times explica que el busto habría formado parte de la colección del rey Ludwig I de Baviera desde el siglo XIX hasta que fue saqueada durante la Segunda Guerra Mundial.

El busto se encontraba en una réplica de una casa de Pompeya, también conocida como Pompejanum, que fue encargada por el rey Ludwig I. Ahí estuvo en exhibición hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial, y fue la última vez que fue visto hasta que la joven lo compró en 2018.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Narcotunel? Autoridades explican qué pasó con socavón que se tragó a joven en la sala de su casa

La explicación sugiere que un soldado estadounidense pudo haber tomado la pieza luego de que bombardearan la villa del rey bávaro en Alemania.

 Leila A. Amineddoleh, abogada de la joven, explicó que Ludwig I exhibió la pieza el patio del Pompejanum, en la ciudad bávara de Aschaffenburg. Sin embargo, el Pompejanum sufrió graves daños por los bombardeos aliados en 1944 1945, y aunque algunos de sus objetos sobrevivieron, otros desaparecieron. Por ello, indicó que es muy probable que un militar estadounidense lo robara o lo cambiara después de la guerra.

Cabe destacar que autoridades confirmaron que Young no podría vender la pieza, por lo que llegó a un acuerdo para enviar el busto de regreso a Baviera. A cambio, recibirá “pequeña tarifa de búsqueda”, que Amineddoleh se negó a revelar. El Museo de Arte de San Antonio exhibirá el busto hasta mayo de 2023.

“Estamos muy contentos de que una parte de la historia bávara que creíamos perdida haya reaparecido y pronto podrá volver a la ubicación que le corresponde”, indicó Bernd Schreiber, presidente de la Administración de Palacios, Jardines y Lagos Estatales de Baviera en un comunicado emitido por el Museo de Arte de San Antonio.

La pieza se exhibe en el Museo de Arte de San Antonio - Instagram