Comparta éste artículo
MUNDO

‘Vatileaks', pederastia y críticas a homosexuales: las polémicas que rodearon a Benedicto XVI

El papado de Benedicto XVI estuvo opacado por las omisiones en los casos de pederastia, posturas conservadoras y hasta intentos de contradecir al papa Francisco.

GLOBAL

·
Joseph Ratzinger estuvo dirigiendo la Iglesia Católica desde 2005 hasta 2013 Créditos: Cuartoscuro

El papado de Benedicto XVI estuvo marcado por las crisis y escándalos que, en parte, lo habrían llevado a su renuncia. Sin embargo, el emérito defendió siempre la postura de abandonar su cargo debido a problemas personales y falta de fuerza física y no a las polémicas en las que se vio envuelto durante y después de ser el máximo jefe de la iglesia católica. 

Durante sus ocho años de mandato, de 2005 a 2013, Joseph Ratzinger defendió una línea conservadora de la iglesia católica en materia de aborto, homosexualidad, y eutanasia. Y aunque nunca alcanzó la popularidad de Juan Pablo II, sus declaraciones fueron muchas veces el detonante de discusiones y rechazos por varios sectores de la sociedad. 

 Las polémicas de Benedicto XVI 

En 2012 su pontificado estuvo marcado por la filtración de documentos confidenciales (‘Vatileaks’), orquestado por su mayordomo, este sin duda fue el momento más complicado de su mandato. 

‘Vatileaks’

El 25 de enero de 2012 empezaron a circular comprometedores informes reservados y cartas destinadas al Pontífice, donde era denunciado por “corrupción, prevaricato y mala gestión” en la administración vaticana, esto puso de manifiesto las divisiones al interior de la iglesia católica, lo que desató una lucha en el Vaticano. 

Pederastia 

Durante años la iglesia católica ha vivido fuertes cuestionamientos por las agresiones sexuales que algunos miembros de la institución han cometido con niños. Este hecho puso en el ojo del huracán al papa Benedicto XVI. 

Las acusaciones en su contra datan desde que fue arzobispo, entre 1977 y 1982, las cuales lo denuncian por haber actuado de manera errónea en por lo menos cuatro casos de violencia sexual acontencidos bajo su arzobispado. 

Los investigadores señalan que dos de los casos en los que Benedicto XVI, está involucrado fueron sancionados directamente por el Estado. Sin embargo, las personas condenadas continuaron con sus servicios pastorales y sin ningún tipo de repercusión por parte de la Iglesia.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Murió Joseph Ratzinger, el Papa emérito Benedicto XVI

 

Críticas a homosexuales 

En el 2008, el Vaticano rechazó la propuesta presentada en la ONU por 66 países, de despenalizar la homosexualidad en todo el mundo. Días después el papa Benedicto XVI, conocido por sus posiciones tradicionalistas, criticó fuertemente a las personas gays. “No es el hombre el que decide, es Dios el que decide quién es hombre y quién es mujer”, estas palabras del papa generaron repudio por parte de asociaciones y personalidades con esta orientación sexual. 

El uso de condón y el VIH 

Durante su primera visita a África, Benedicto XVI, volvió a estar en boca de los medios al referir que el uso del condón,“agrava el problema” del contagio del VIH. Situación que desató todo tipo de críticas al ser complejo el control de esta enfermedad, especialmente en esta parte del país al no lograr una disminución de los contagios y ser hoy día el continente con más casos.

La mujer y la iglesia 

Siendo cardenal, Joseph Ratzinger defendió la posición de Juan Pablo II de excluir a las mujeres del sacerdocio. Su visión conservadora lo llevó a excomulgar a siete mujeres (cuatro alemanas, dos austríacas y una estadounidense) que se habían ordenado como sacerdotisas.

En aquel entonces declaró que las participantes serían excomulgadas "por la más seria ofensa que han cometido" y por no mostrar signos de arrepentimiento. 

Las revueltas contra el papa Francisco 

Según la prensa italiana, un informe secreto de tres cardenales escogidos por el papa "enfermo y sin fuerzas" para investigar las filtraciones terminó por convencerlo de que se necesitaba a alguien más joven, fuerte y enérgico para hacer limpieza en la milenaria institución. El propio Ratzinger alegó "falta de fuerzas" y se refirió en sus últimos mensajes a las "aguas agitadas" en las que tuvo que mantener el timón de una congregación religiosa de mil 200 millones de fieles. 

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¿Cuál fue la relación de Benedicto XVI con México?

Después de su renuncia en 2013, Francisco dijo que tener a Benedicto en el Vaticano era como un "abuelo viviendo en la casa" y que visitaba regularmente a su predecesor. El incidente más dañino fue su participación en un libro de 2020 sobre la preservación del celibato de los sacerdotes católicos. Se publicó en el momento preciso en que Francisco estaba sopesando si relajar el celibato en el Amazonas para abordar la escasez de sacerdotes.

El escándalo que siguió resultó en que Francisco esencialmente despidiera a la secretaria de Benedicto XVI.

Para más noticias síguenos en Google News

Temas