Comparta éste artículo
HURACÁN BERYL

¿Quitaron a Poseidón? Fotos de la estatua en Yucatán partida a la mitad se vuelven virales

La estatua de Poseidón, recientemente erigida en Progreso, ha desatado una serie de reacciones que van desde el miedo hasta la burla por parte de los yucatecos 

TENDENCIAS

·
¿Quitaron a Poseidón? Fotos de la estatua en Yucatán partida a la mitad se vuelven virales.Créditos: Especial

El paso del huracán Beryl por el mar Caribe ha puesto en alerta a las autoridades y a los habitantes del sureste mexicano. Con el potencial de convertirse en un huracán de categoría 3 que recientemente se ha mencionado que irá disminuyendo, sin embargo, Beryl amenaza con causar estragos en la región. En medio de esta preocupación, la estatua del dios griego Poseidón, recientemente instalada en el municipio de Progreso, Yucatán, se ha convertido en el centro de una controversia que mezcla creencias ancestrales con la realidad climática.

En Yucatán, muchos atribuyen las recientes inclemencias del tiempo a la instalación de la estatua de Poseidón. Los habitantes han expresado su preocupación de que la presencia de la deidad griega haya enfurecido al dios maya de la lluvia, Chaac. Esta creencia llevó a una convocatoria masiva en redes sociales para derribar la estatua y, de este modo, aplacar la supuesta ira de Chaac y evitar la devastación del huracán Beryl.

Las redes sociales se llenaron de imágenes que parecían confirmar la retirada de la estatua de Poseidón. Las fotografías mostraban a un grupo de hombres desarmando la efigie, y la figura del dios griego partida por la mitad, con su trono reposando en la arena. Estas imágenes desataron una ola de comentarios y especulaciones entre los internautas.

Te puede interesar: Huracán Beryl devasta el Caribe: IMÁGENES Y VIDEOS impactantes de la destrucción

"Cómo duele el tercer mundo", "Gente ridícula, les gusta hacer todo ver naco y tercermundista", y "Me da risa ver gente que se traga todo este rollo como si fuera cierto", fueron algunos de los comentarios que reflejaban la mezcla de indignación y escepticismo que este evento generó. Sin embargo, lo que muchos no sabían era que las imágenes en realidad corresponden al momento en que la estatua estaba siendo instalada. Debido a sus grandes dimensiones, fue necesario colocarla en partes para evitar daños durante su traslado y montaje.

Hasta el momento, las autoridades de Progreso no han emitido un comunicado oficial respecto a la estatua de Poseidón y las medidas de seguridad que podrían implementarse para protegerla. La incertidumbre y el temor persisten entre los habitantes, que se preparan para el inminente impacto de Beryl.

El huracán Beryl ha mantenido a la comunidad en vilo. Especialistas del clima y autoridades de Protección Civil han emitido constantes alertas sobre su avance. Con vientos sostenidos que podrían alcanzar los 250 kilómetros por hora, el huracán representa una amenaza significativa para el sureste mexicano. Las recomendaciones incluyen la evacuación de zonas costeras, el refuerzo de viviendas y la preparación de suministros de emergencia, incluso este último día el aeropuerto de Quintana Roo se encontraba abarrotado para poder conseguir un vuelo de salida antes de la llegada del fenómeno natural. 

Te puede interesar: Huracán Beryl: dron marino captura ENORMES olas de más de 6 METROS en su interior |VIDEO

La historia de la estatua de Poseidón en Progreso es un reflejo del choque entre la modernidad y las antiguas creencias. Para algunos, la figura del dios griego es un símbolo de buena suerte y protección contra las fuerzas del mar. Para otros, especialmente los que siguen las creencias mayas, la presencia de Poseidón es una afrenta a Chaac, el dios de la lluvia, y podría traer desgracias.

Este tipo de situaciones no son raras en comunidades con un fuerte arraigo cultural. La llegada de elementos foráneos puede ser vista como una amenaza al equilibrio espiritual y natural, y en tiempos de crisis, como la aproximación de un huracán, estas tensiones pueden salir a la superficie con mayor intensidad.

En medio de la controversia y la superstición, las autoridades y expertos en meteorología han hecho un llamado a la calma y a la preparación racional. La prioridad es garantizar la seguridad de todos los habitantes de la región. Las medidas de prevención, como la creación de refugios temporales y la distribución de suministros de emergencia, son esenciales para minimizar el impacto del huracán Beryl.

La historia de la estatua de Poseidón y el huracán Beryl pone sobre la mesa la complejidad de la relación entre la fe y la ciencia. En momentos de crisis, las creencias personales y culturales pueden desempeñar un papel importante en cómo las comunidades interpretan y responden a los eventos. Sin embargo, es fundamental basar las decisiones en información precisa y científica, especialmente cuando se trata de la seguridad y el bienestar de las personas.

¡Ya puedes seguirnos en WhatsApp Channels y te invitamos a nuestro nuevo Newsletter completamente gratis!

Google News