Comparta éste artículo
TENDENCIAS

Médicos realizan cesárea con lámparas de celular tras apagón; lesionan oreja de recién nacido

Los médicos del hospital privado Clínica Internacional de Especialidades de Mexicali, Baja California insistieron en realizar la cesárea pese a que no había electricidad en el quirófano

TENDENCIAS

·
Los médicos del hospital privado Clínica Internacional de Especialidades de Mexicali, Baja California insistieron en realizar la cesárea pese a que no había electricidad en el quirófano Créditos: Pexels

Médicos del hospital privado Clínica Internacional de Especialidades de Mexicali, Baja California, realizaron una cesárea alumbrados únicamente por sus teléfonos celulares luego de un apagón, hecho que tuvo como consecuencia que el bebé resultara herido de su oreja, por lo que la familia interpuso una demanda contra el hospital.

TAMBIÉN LEE: Mono araña vestido de sicario muere en balacera de Texcaltitlán, Estado de México

De acuerdo el diario Reforma, el pasado 6 de junio la joven de 19 años, Karla Urizandi Martínez, asistió a su cesárea para recibir a su bebé Julián Adriel, sin embargo, antes de comenzar la operación, la clínica sufrió un apagón. El hospital privado no activó ninguna planta eléctrica por lo que los doctores decidieron continuar con la cesárea alumbrados con sus teléfonos celulares.

Como consecuencia de esta acción, al bebé le fue cercenada la oreja izquierda, así como también parte de un hemangioma en la misma zona. Ante esta tragedia, la familia teme que el recién nacido pueda perder la audición de este oído.

La familia interpuso una demanda ante la Fiscalía General del Estado de Baja California por los delitos de responsabilidad médica y técnica y/o lo que resulte.

TE PUEDE INTERESAR: Cazzu rompe el silencio sobre supuesta relación amorosa con Christian Nodal

En entrevista para el Reforma,  la abuela de la joven, Sonia Martínez Andrade, aseguró que la salud del pequeño está en riesgo. Según contó el médico que realizó la cesárea, David Santoyo Alanís, no se hizo responsable de la cortada en la oreja del recién nacido y se fue del quirófano antes de que cosieran a su hija Karla Araceli.

"Hubo una negligencia médica por querer ganar unos pesos", subrayó la abuela.

La abuela también contó que pese a que su hija suplicó porque no la operaran sin luz, el doctor insistió en que así debía hacerse, ya que ya la habían anestesiado.


“No me quiero operar así, no me quiero morir”, suplicó Karla Araceli al médico.

Por si fuera poco, el médico responsable le mintió al esposo de Karla, Julián Solís, al decirle que el hospital tenía una subestación de energía para que el quirófano estuviera iluminado, sin embargo, le advirtió que no podría estar presente en el parto para que no presenciar que utilizarían teléfonos celulares para alumbrar el quirófano.

 


 

Google News