Comparta éste artículo
POLÍTICOS

Resolución del caso Sandra Cuevas muestra que nunca fue un tema político: Sheinbaum

La jefa del gobierno capitalino dice que quienes acusaron persecución política deben ofrecer disculpas porque se demostró que no tenía nada que ver con un tema político

POLÍTICOS

·
Sobre el caso de Sandra Cuevas, Sheinbaum dice que la resolución muestra de que hay justicia en la CDMX.Créditos: Cuartoscuro

Sobre el caso de Sandra Cuevas, alcaldesa de Cuauhtémoc, la jefa del Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo este jueves que la resolución muestra de que hay justicia y que nunca fue un tema político

Tras la firma del convenio con el gobierno de Campeche para la innovación y digitalización de servicios públicos, Sheinbaum señaló que a todos aquellos que dijeron que era un tema de politización, bueno pues se ha mostrado que en la Ciudad de México nadie está por encima de la ley y eso es lo que muestra la fiscalía y eso es lo que muestra el tribunal, independientemente de su cargo.

Sandra Cuevas, actualmente suspendida de sus funciones, llegó a un acuerdo reparatorio este jueves con los policías que la habían demandado como parte de una estrategia jurídica, a fin de no afectar a los habitantes de Cuauhtémoc, así como a los ciudadanos que votaron por ella, dijo.

Sheinbaum señaló que la resolución del caso muestra que no tenía nada que ver con la política, sino que en realidad había victimas por diversos delitos, en este caso contra los elementos auxiliares de la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina, y añadió que los que dijeron lo contrario se van a volver a quedar callados.

“En este caso es evidente que todo ese tema de la politización que se planteó pues creo que se van a quedar ahí con el silencio de nuevo”, comentó.

Sheinbaum dijo que a lo mejor deberían ofrecer disculpas al igual que la alcaldesa a la ciudadanía, al pueblo de la Ciudad de México, “no es un tema personal, pero si tienen que ofrecer disculpas por sus palabras porque el día de hoy se demostró que no tenía nada, absolutamente nada, que ver con un tema político”.