Comparta éste artículo
GLOBAL

¿Hay vida en Titan, la luna de Saturno? Esto opina la ciencia

Te contamos por qué la luna de Saturno, Titán, podría albergar vida según algunos científicos

GLOBAL

·
La luna de Saturno, Titán, entusiasma a los científicos, ya que podría albergar vidaCréditos: Pixabay

Titán, una de las lunas del gigante Saturno, se asemeja a la Tierra de manera engañosa, ya que posee una atmósfera densa compuesta principalmente de nitrógeno. A diferencia de la Tierra, en Titán se generan tormentas de agua estacionales que dan lugar a zonas húmedas visibles desde su órbita. Este satélite también cuenta con lagos, siendo el único lugar en el sistema solar, aparte de la Tierra, que presenta líquidos estables en su superficie. Estos líquidos fluyen a través de ríos y arroyos, se acumulan en lagos y mares, y dan forma a costas e islas, tal como ocurre en nuestro planeta.

Sin embargo, los cuerpos de agua en Titán no están compuestos por agua en sí, sino por hidrocarburos. Los compuestos gaseosos como el metano y el etano, que en la Tierra se encuentran en estado gaseoso, aparecen en la superficie de Titán como líquidos debido a sus bajas temperaturas. En este satélite, las temperaturas alcanzan los -179ºC, lo que provoca que el agua se congele en forma de hielo y que las rocas superficiales estén compuestas principalmente de agua. Aunque el agua está presente en abundancia en Titán, se encuentra en un estado inaccesible para la química que sustenta la vida.

“Nunca sabremos si el agua líquida es el único disolvente especial en el cual se puede formar y propagar la vida, a menos que tomemos muestras de esos condenados lagos y mares”, explicó el científico planetario de la Universidad Cornell, Jonathan Lunine

Titán, la luna de Saturno, podría tener vida. Fuente: Pixabay

La sospecha de vida en Titán no es algo nuevo. En la década de 1970, Carl Sagan y el químico Bishun Khare de la Universidad Cornell, publicaron trabajos que describían la química orgánica que podría existir en la luna de Saturno. En ese momento, sin embargo, aún no se habían descubierto las grandes masas de líquido en la superficie lunar, por lo que Sagan y Khare estaban enfocados en las reacciones químicas que podrían ocurrir en la atmósfera de la luna (en 1982, Sagan y Stanley Dermott propusieron la existencia de esos lagos). Posteriormente, Sagan y Khare demostraron la posibilidad de generar aminoácidos utilizando los elementos encontrados en la neblina lunar.

En la década de 1990, el telescopio espacial Hubble proporcionó indicios de la presencia de un mundo con características húmedas, pero los científicos no pudieron obtener una visión clara de la luna hasta que la NASA lanzó la misión Cassini. En 2004, la nave espacial comenzó a penetrar la densa capa de nubes que envuelve a Titán, y en 2005, Cassini envió la sonda Huygens, equipada con un paracaídas, a través de la niebla hasta aterrizar en un punto cercano al ecuador de Titán.

Los datos enviados a la Tierra revelaron un mundo sorprendentemente similar al nuestro, pero con una química completamente diferente. La relevancia de esta diferencia en la composición química radica en la especulación sobre la posibilidad de que exista vida en Titán.

El sistema solar aún tiene reservadas sorpresas para la humanidad. Fuente Pixabay

Síguenos en Google News para más noticias

Google News