Comparta éste artículo
GLOBAL

Un niño ucraniano viaja solo por mil kilómetros para escapar de la invasión rusa

El menor de 11 años llegó a la frontera con Eslovaquia con una mochila, una bolsa de plástico, un pasaporte y un número de teléfono escrito en su mano

GLOBAL

·
El menor provenía de Zaporizhzhia, donde se ubica la planta de energía nuclear capturada por las fuerzas rusas.Créditos: Tomada de Facebook

Un niño de 11 años viajó sin compañía unos mil kilómetros, desde Ucrania hasta Eslovaquia, para escapar de la invasión que realiza Rusia sobre territorio ucraniano.

El menor provenía de Zaporizhzhia, donde se ubica la planta de energía nuclear capturada por las fuerzas rusas la semana pasada, y cruzó la frontera sin compañía, solamente con una mochila, una bolsa de plástico, un pasaporte y un número de teléfono escrito en su mano.

Las autoridades eslovacas elogiaron la valentía del niño y dijeron que los voluntarios lo cuidaron cuando llegó, y le proporcionaron comida y bebidas.

El Ministerio del Interior eslovaco informó, en un comunicado publicado en Facebook, que el menor se ganó a todos con su sonrisa, valentía y determinación: “es digno de ser un verdadero héroe”.

El comunicado informó que el niño se reunió con sus familiares en Bratislava, gracias al número de teléfono que tenía escrito en su mano y en un papel en su pasaporte.

Eslovaquia da bienvenida a ucranianos

El ministro del Interior eslovaco, Roman Mikulec, aseguró a través de sus redes sociales que a todos aquellos que huyen de Ucrania que en Eslovaquia están dispuestos a ayudar.

“Encontrarán seguridad con nosotros y si piden protección temporal, se te brindará atención médica, seguridad social, alimentos, alojamiento, educación y oportunidades laborales”, publicó.

Mikulec aclaró que el hecho de que pidas protección temporal en Eslovaquia no significa que no podrás viajar a otros países de la Unión Europea.

La decisión de una madre

La mamá del niño decidió enviarlo en un tren para que viviera de manera segura con sus parientes, mientras que ella se quedó en Ucrania para cuidar a su madre enferma.

En un mensaje de vídeo, la madre del niño, Yulia Volodymyrivna Pisecka, agradeció a la policía y al gobierno eslovacos por cuidar a su hijo y dijo que los agentes de aduanas “lo tomaron de la mano y lo ayudaron a cruzar la frontera en Eslovaquia. Estoy agradecida de que hayan salvado la vida de mi hijo”.