Comparta éste artículo
GLOBAL

Mujer extorsiona a su mejor amiga con 200 mil pesos para no revelar supuesta infidelidad 

Se ha viralizado la historia de una mujer que extorsionaba a su mejor amiga con tal de que no revelara una supuesta infidelidad. La presunta extorsionadora ya fue detenida. 

GLOBAL

·
Revelan que mujer habría extorsionado a su amiga. Créditos: Especial

En redes sociales se ha viralizado la historia de una mujer que presuntamente extorsionaba a su mejor amiga, a quien le habría pedido 200 mil pesos argentinos, unos 39 mil pesos mexicanos, a cambio de no revelar una supuesta infidelidad. 

La mujer identificada como Andrea “N” fue detenida en la localidad de Quilmes, Argentina, en una gasolinera, justo cuando acababa de recoger el dinero de la extorsión que le había pedido a su “amiga”. 

La supuesta extorsión comenzó desde agosto de 2021 cuando, según revelaron las primera investigaciones dadas a conocer por el diario Télam, la víctima comentó cosas de su vida privada a sus dos mejores amigas, sin saber que una de ellas las iba a usar en su contra. 

“En los mensajes hacían comentarios íntimos de la pareja, que sin darse cuenta le había dicho a las amigas y la extorsionadora utilizó a su favor para amenazarla”, contó un investigador a dicho medio. 

En total, la mujer le entregó 200 mil pesos argentinos, cerca de 40 mil pesos, en cuatro "pagos", a cambio de que no dijera nada y porque no se metiera con su familia, ya que presuntamente la había amenazado.

Mujer extorsionaba a su amiga para no revelar supuesta infidelidad. Foto: especial. 

 

El último cobro de la extorsión se llevó a cabo el pasado viernes 4 de marzo, cuando la presunta extorsionadora acudió a los baños de una gasolinera por el dinero que le había pedido a su amiga, misma que estaba en los baños del local. Cuando la mujer salió con el botín en sus manos, fue detenida por las autoridades argentinas. 

“Momentos antes de la detención le seguía mandando mensajes diciéndole ‘vos seguro que estás dando vueltas, me querés cagar, pero no soy gila. Me huele que esto va a terminar mal’, y finalmente se cumplió su instinto”, dijo el investigador. 

La ahora detenida, de 39 años, fue puesta a disposición de las autoridades correspondientes para determinar su situación jurídica. De ser encontrada culpable, podría enfrentar una pena de cinco a 10 años de prisión.