Comparta éste artículo
GLOBAL

Mujer va todos los días a estación del Metro a escuchar voz de su esposo muerto 

El esposo de la mujer dejó un anuncio grabado en una indicación que se da a los usuarios, la mujer aseguró que así lo siente cerca. 

GLOBAL

·
La pareja se casó en 2003 y estuvieron juntos hasta la muerte del hombre. Créditos: Especial.

La historia de Margaret McCollum, una mujer originaria de Londres, Inglaterra, ha conmovido en redes, pues dio a conocer que todos los días acude a una estación del Metro de aquella ciudad a escuchar la voz de su esposo muerto, la cual se escucha en una grabación que dejó donde da una instrucción a los usuarios del medio de transporte. 

Cuiden el espacio”, es la frase que pronuncia Oswald Laurence, quien falleciera en 2007 por problemas cardiovasculares. Desde entonces, su esposa acude a la estación Embankment del Metro londinense, donde se reproduce la voz de su esposo, misma que grabó en 1950 y que ha permanecido hasta ahora. 

“Él nunca estuvo muy lejos en mi cabeza y en mi corazón. Y saber que podía ir y escuchar su voz fue simplemente maravilloso. Fue un gran consuelo”, dijo Margaret McCollum en entrevista con el diario Daily Mail. 

Autoridades del Metro retiraron grabación de su esposo

Desde 2007, año en el que murió su esposo, Margaret McCollum acude al Metro de Londres para escuchar la grabación, sin embargo, en 2012, los encargados de dicho medio de transporte cambiaron la voz por una grabación robotizada, lo cual molestó a la mujer, quien acudió a pedir que devolvieran la voz de su esposo. 

“A veces perdía un par de trenes solo para poder escucharlo. Aunque podía hacer acentos, era su voz natural: clara, precisa y con autoridad. Su anuncio no decía ‘por favor’, era perfectamente minimalista. Así que eso era lo que hacía, hasta noviembre de 2012, hasta que un día escuché una voz diferente”, recordó. 

Estación del Metro de Londres. Foto: especial. 

Tras una serie de reclamaciones, la mujer consiguió que la voz de su esposo regresara al anuncio del Metro de Londres, pero no solo eso, pues le entregaron la grabación en un disco para que pudiera escucharla en su casa. 

“Siempre supe que incluso cuando él se había ido, podía ir y escucharlo cuando quisiera”, Margaret McCollum. 

Hace unas semanas te contamos la historia de un hombre, quien también perdió a su esposa y que se hizo viral por colocar carteles y ofrecer una recompensa con tal de recuperar una bufanda que le había hecho antes de morir.