Comparta éste artículo
VIRAL

Abuelita de 91 años cumple promesa y se tatúa porque su nieto se quedó en la universidad

Una mujer de 91 años acudió a realizarse su primer tatuaje para cumplir la promesa que le hizo a su nieto si se quedaba en la carrera de Medicina

GLOBAL

·
Abuelita se tatúa a sus 91 añosCréditos: Metrópoles

Libia Guerreiro do Valle, una mujer con tres hijos, nueve nietos y cuatro bisnietos, nunca se imaginó que se haría un tatuaje ni siquiera durante su juventud, pero terminó haciéndolo a sus 91 años para cumplir la promesa que le hizo a uno de sus nietos de tatuarse si se quedaba en la carrera de Medicina.

La abuelita originaria de Brasil sabía que la carrera de Medicina es la más demandada del país y era complicado que su nieto de 19 años de edad se quedara, pero para motivarlo le pidió que estudiara mucho y si lograba quedarse se haría un tatuaje por lo que tuvo que cumplir su promesa, sorprendiendo a todos los integrantes de su familia.

“Le dije que estudiara mucho, hiciera su parte y le prometí que si aprobaba me haría un tatuaje. Ni a los 20 ni a los 90 me imaginé que me haría un tatuaje. Eso fue porque lo prometí, y una promesa que tenemos que cumplir”, declaró Libia al medio brasileño Metrópoles.

Foto: Metrópoles

La mujer acudió en compañía de sus dos hijas a realizarse el tatuaje, el cual se hizo en el brazo y eligió un diseño a color de Nuestra Señora de la Concepción Aparecida, virgen de la cual es devota. En total la sesión para tatuarla duró 2 horas y asegura que no sintió ningún dolor, contrario a lo que había escuchado.

"No sentí ningún dolor. Mis hijas iban conmigo, estaban todo el tiempo hablando, sonriendo. Veo gente en los informes diciendo que sufrieron mucho dolor, pero cada una lo siente de una manera diferente, unas sufren más, otras menos. No sentí nada”, aseguró.

Foto: Metrópoles

Aunque todo lo hizo por una promesa a su nieto, Libia aseguró que esta contenta con el resultado porque el diseño le quedó "muy lindo". Mientras que su nieto, Pedro Henrique Guerreiro de Queiroz, no dudó en compartir fotografías con su abuelita y su nuevo tatuaje para mostrar lo que es capaz de hacer por él. 

La parte que no le gustó tanto a Libia es que su nieto tendrá que mudarse de ciudad para estudiar la carrera de Medicina, pero le prometió que irá a visitarla en las vacaciones y ella buscará la forma de ir a visitarlo seguido.

Foto: Metrópoles

 

Temas