Comparta éste artículo
GLOBAL

"Que no le falte nada", padre le pide a reportera que se lleve a su hija de Ucrania

Una reportera argentina compartió el momento en que su guía en Ucrania le pidió que se llevara a su hija del país y cuidara de ella

GLOBAL

·
Sol Macaluso.Créditos: Telecinco

Sol Macaluso, una reportera argentina que se encuentra en Ucrania informando para medios de diferentes países, compartió entre lágrimas el difícil momento que vivió cuando su guía y camarógrafo le suplicó se llevara a su hija y cuidara de ella, pues él se tenía que quedar a defender a su país.

En un enlace para El programa de Ana Rosa de la cadena española Telecinco, Sol Macaluso narró desde Belz, una ciudad de Ucrania cerca de la frontera con Polonia, que su camarógrafo a quien conoce desde hace poco más de un mes, le entregó a su hija y no sabe cuando lo volverá a ver.

"Nadie está preparado la verdad, a esta gente la conozco hace más de un mes, hemos compartido todo el día de información y es muy duro que se tengan que quedar a defender a su país, dejar a su familia, que vengan y te digan 'Por favor llévate a mi hija y hazte cargo de ella, que no le falte nada', qué le vas a decir, no hay palabras", señaló  Sol Macaluso.

Ante la pregunta de la conductora sobre que haría con la niña, la reportera aseguró que sí se la llevaría de Ucrania, pues la considera su hermana y ahora es su familia. Además, señaló que ya habló con sus familiares en Madrid y acordaron cuidar a la hija de su compañero el tiempo que haga falta, pero confesó que es duro pues no sabe cuándo la pequeña se podrá reencontrar con sus padres. 

"Justo esa es la parte más dura, que uno se compromete, pero no sabe hasta cuándo, yo hable con mi familia y nuestro equipo de trabajo en Madrid y el tiempo que haga falta y lo que haga falta, nosotros ahora somos una familia numerosa y grandiosa", afirmó la reportera.

Horas después la reportera quien todavía se encuentra en Ucrania, señaló en una entrevista para Hoy Día que la niña llamada Danna, hija de su compañero, ya se encuentra a salvo y está por llegar a España con parte de su equipo de trabajo donde la cuidarán todo el tiempo que sea necesario.

Sol Macaluso afirmó que tiene sentimientos encontrados, pues aunque se siente feliz de que la pequeña ya esté fuera del país, también se siente impotente, pues como esa historia hay miles de familias ucranianas que están viviendo lo mismo y no pueden ayudarlas a todas.