Comparta éste artículo
Main logo

Los talibanes retoman Afganistán; SRE descarta presencia de mexicanos

Tras casi 20 años fuera del poder, los talibanes han tomado la capital Kabul y llegado hasta el Palacio Presidencial donde declararían un Estado de corte islámico; mientras que Estados Unidos retira a los funcionarios que aún laboraban en dicha nación de Asia Central. México anuncia que ningún connacional se encuentra en peligro. 

GLOBAL

·

Afganistán volverá a ser gobernada por los talibanes, un grupo de fundamentalistas islámicos, ya que este domingo 15 de agosto retomaron el control de la capital Kabul, al igual que del Palacio Presidencial donde no tardarán en declarar un Estado de corte islámico. 

Como consecuencia de la retirada de las tropas estadounidenses, que invadieron el país en 2001 para combatir el terrorismo a nivel global y en respuesta a los atentados del 11-S, los talibanes comenzaron a recuperar ciudades como Jalalabad y fue este 15 de agosto cuando por fin llegaron a Kabul. 

 

Los talibanes surgieron tras la victoria contra la entonces Unión Soviética, en 1989, y se caracterizan por seguir la Sharia o ley islámica, donde el Estado es de corte teocrático, se restringen las libertades individuales y la justicia es punitiva, con castigos públicos como latigazos o lapidaciones. Las mujeres tienen derechos mínimos bajo este régimen. 

Los talibanes impusieron un régimen islámico entre 1996 y 2001
Los talibanes impusieron un régimen islámico entre 1996 y 2001 (@MundoEConflicto)

Ante el inminente arribo de los talibanes, Estados Unidos retiró al personal de su embajada en Kabul, hecho que fue comparado con la retirada de Vietnam en el año 1975. Mientras que el otrora presidente Ashraf Ghani huyó rumbo a Omán para evitar un "baño de sangre". 

Los insurgentes esperarían el arribo de Maulaui Hibatullah Akhundzaza, su líder, quien se encontraba exiliado en Qatar y tomaría el poder de Afganistán, nación que estuvo en guerra contra los Estados Unidos durante casi dos décadas. 

Miles de personas tratarían de encontrar asilo en naciones vecinas, tales como Pakistán o Irán, ante el temor a represalias por parte de los talibanes. El aeropuerto internacional de Kabul lucía abarrotado; horas más tarde, los talibanes habrían cerrado el país a vuelos comerciales. 

En México, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), liderada por Marcelo Ebrard, anunció que no hay registro de connacionales radicando en la nación de Asia Central, por lo que no existe riesgo alguno, "estamos atentos a los acontecimientos", dijo el canciller.