Comparta éste artículo
Main logo

Médico pierde extremidades por una enfermedad que le contagió su perro

Jaco Nel, un médico británico de 50 años, habló sobre como una enfermedad que le contagió su perro le hizo perder varias partes de su cuerpo; conoce cómo prevenir la septicemia. 

GLOBAL

·

Un médico británico de 50 años de edad, llamado Jaco Nel, reveló que perdió sus extremidades, dedos y parte de su rostro a causa de una enfermedad que le contagió su perro a través de la saliva, la cual se conoce como septicemia. 

De acuerdo con lo relatado por Nel, el perro -de raza coker spaniel- le daba lamidas y en una ocasión lo llegó a rasguñar, causándole un ligero corte al que no puso demasiada atención y por el que no buscó atención médica; aquello en el año 2016.

Con el pasar de los años, el médico empezó a tener problemas de dicción y comenzó a presentar una serie de moretones en diferentes partes de su cuerpo, pero fue cuando presentó fiebre y síntomas de gripe que sus familiares lo llevaron a una sala de emergencias. 

A causa de que los pies y los dedos los tenía gangrenados, los especialistas decidieron que le debían amputar ambas extremidades y parte de los dedos de sus manos; además de la nariz y parte de los labios. En una reciente entrevista para la BBC, el hombre declaró que tenía serios problemas para comer y respirar. 

Jaco Nel fue entrevistado por la BBC
Jaco Nel fue entrevistado por la BBC (Especial)

¿Cómo combatir la septicemia?

De acuerdo con el portal Experto Animal, la septicemia en perros ocurre cuando tienen problemas dentales y esas bacterias viajan al torrente sanguíneo; estos microorganismos no suelen sobrevivir en la sangre, pero cuando lo consiguen forman una enfermedad llamada septicemia. 

Algunos de los síntomas de septicemia en los canes son: temblores, fiebre, confusión, vómito, diarrea, debilidad y anorexia. Por lo que es importante que si una mascota presenta estos síntomas, sea llevada con veterinarios u otros expertos en salud animal. 

La misma página explica que la septicemia en perros no suele contagiarse a los seres humanos y que se trata de hechos aislados. Otras recomendaciones son que tu perro tenga una buena alimentación, beba agua potable, tenga sus uñas cortadas y sea bañado de forma frecuente.