Comparta éste artículo
BIENESTAR

Alertan sobre los efectos adictivos de 'Cocomelón' en los niños

Su canal de YouTube es el segundo con más suscriptores en la plataforma de videos.

BIENESTAR

·
Su canal de YouTube es el segundo con más suscriptores en la plataforma de videos.Créditos: Especial

Esta caricatura animada es una de las más populares entre el público preescolar, la cual está llena de color y decenas de canciones. Sin embargo, una experta analizó el programa televisivo y alertó a los padres acerca de los efectos adictivos que Cocomelón puede ocasionar en los niños.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué los niños no deberían comer tostadas Charras? Esto dice El Poder del Consumidor 

Esta caricatura es muy famosa entre los niños pequeños, y su canal de YouTube es el segundo con más suscriptores en la plataforma de videos, con poco más de 148 millones de usuarios.  El éxito de Cocomelón se debe a sus animaciones coloridas y canciones pegadizas, las cuales superan los miles de millones de reproducciones en YouTube.

La experta en Lactancia y Maternidad, Mahassen García, compartió recientemente que detrás de este contenido, hay una fórmula que lo hace tan atractivo para los niños preescolares.

García atribuye la atracción de los pequeños a las escenas tan cortas que ocurren. Mientras en un dibujo animado las escenas van de los ocho a los 10 segundos, en esta caricatura las escenas duran entre dos y tres segundos.

“Este cambio de imagen constante, ni siquiera le da tiempo a tu bebé de procesar lo que está viendo entonces causa una sobreestimulación. Es demasiada estimulación para tu hijo”, afirmó.

De acuerdo con García, estos patrones de sobreestimulación pueden causarles a los bebés "retraso en el habla, afectar el sueño y desborde emocional por necesidad de seguir teniendo esa estimulación".

“El desborde emocional no es por el hecho de que le apagaste la tele sino porque su cerebro necesita estar viendo esas imágenes constantes, constantes, constantes”, reveló.

La manera en que está estructurado el show infantil causa una especie de adicción en los menores; de hecho, la especialista compara esto con un adicto al que se le quita una droga, la cual necesita consumir para sentirse bien.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños menores de 2 años no pasen tiempo frente a las pantallas de televisión, celulares o tabletas. Y para los niños de más de 2 años, se recomienda un máximo de una hora frente a una pantalla. Además, si los niños ven algún tipo de programación, ésta debe ser didáctica para su desarrollo. De no ser así, los menores pueden desarrollar problemas para la concentración.

Para más noticias como esta síguenos en Google News.