Comparta éste artículo
Main logo

Sopas una opción divertida y nutritiva

Las sopas pueden ser una opción saludable y divertida para incluir verduras en la dieta de los niños, sus beneficios no son pocos; además de hidratarte y aportar vitaminas a tu dieta, pueden ayudarte a bajar de peso, siempre y cuando sepas elegir la combinación de ingredientes.

BIENESTAR

·

Se cree que las sopas se originaron hace aproximadamente 500 mil años cuando el hombre descubrió el fuego y comenzó a sumergir sus alimentos en agua caliente para ablandarlos; ya en el siglo primero de nuestra era comenzó a popularizarse su consumo en la zona del Mediterráneo y para la Edad Media ya formaba parte de la dieta de los más pobres quienes hervían los restos de los alimentos de la nobleza.

fire-4387886_1280Imagen de Jalyn Bryce en Pixabay

La mayoría de las sopas son mayormente agua y verduras por lo que, además de hidratarte, promueven la sensación de saciedad antes de llegar al plato fuerte que, generalmente contiene más proteínas y carbohidratos.

soup-1503117_1280Imagen de Couleur en Pixabay

Por lo general, las sopas son un alimento bien balanceado ya que contienen ingredientes de varios grupos alimenticios como como verduras; proteínas animales como carne, pescado o pollo y cereales como el arroz. 

goulash-6054131_1280Imagen de RitaE en Pixabay

Cuántas veces nuestra mamá nos dio sopa cuando estábamos enfermos del estómago o teníamos gripe; esto no es solo una tradición familiar; las sopas, como la de pollo, son ligeras y las vitaminas y minerales de las verduras quedan disueltos en el caldo y la poca grasa de la carne, lo que permite que el organismo las absorba y asimile de manera rápida.

soup-3310066_1280Imagen de congerdesign en Pixabay

Contrario a lo que pudiera pensarse, las sopas no solo se recomiendan en época de frío, existen también sopas frías que resultan muy refrescantes durante el verano; además, por ser mayormente agua, su aporte de líquidos ayuda a mantenerte hidratado durante la temporada de calor.

black-white-3581502_1280black-white-3581502_1280Imagen de un-perfekt en Pixabay

Cuando comemos sopa, estamos ingiriendo un alimento higiénico que ha pasado por un proceso de ebullición, lo que asegura que los microorganismos nocivos que pudieran estar presentes en las verduras o la carne, sean eliminados por este proceso.


La Fundación Dieta Mediterránea, aconseja consumir sopa 4 veces por semana.


Cabe señalar que las sopas instantáneas -esas que vienen en vasito o en sobre- no se pueden considerar un alimento saludable, como lo sería una sopa casera; la cantidad de sal, conservadores, grasas y químicos para mejorar el sabor; además de los agentes cancerígenos que desprende el unicel al momento de agregar el agua caliente, resultan sumamente nocivos para la salud.

ramen-5575481_1280Imagen de Nicholas Cadwallader en Pixabay