Comparta éste artículo
CONFLICTOS LABORALES

Mesera de Casa de Toño dice que los obligan a hacer cosas ilegales, como pagar su uniforme

Según la Ley Federal del Trabajo, las empresas deben pagar los uniformes. Como este testimonio han surgido muchos de varios trabajadores inconformes.

ALZA LA VOZ

·
Mesera de Casa de Toño revela que los obligan a hacer cosas ilegales, como pagar su uniforme. Créditos: Especial

En redes sociales circula el video de otra empleada de Casa de Toño que se queja por el mal trato que reciben los trabajadores en esta cadena de restaurantes famosa por vender pozole y garnachas. En este caso una mesera revela que los obligan a hacer cosas ilegales, como por ejemplo pagar su propio uniforme.

La joven mesera trabajó casi un año en Casa de Toño, donde le hicieron firmar un contrato que no pudo leer, pues al pedir copia del documento le dijeron que tenía que solicitarlo en las oficinas centrales de Azcapotzalco, al norte de la Ciudad de México (CDMX), siendo que ella trabajaba al sur.  

También lee: Ex empleado de Casa de Toño expone presuntos abusos en contra de los trabajadores

Leyenda

Asimismo, a la mesera que aparece en el video la obligaban a pagar su propio uniforme, el cual debe otorgar de manera gratuita cada empresa a sus trabajadores, según el artículo 132 de la Ley Federal del Trabajo. En las imágenes muestra el tabulador de costos de cada prenda del uniforme en Casa de Toño:

  • Cofia negra: $32 pesos
  • Gorra con broche: $40
  • Mandil negro: $80
  • Comandera: $53
  • Porta trapo: $11
  • Tarjeta magnética: $13
  • Red: $3
  • Lentes de seguridad: $25
Leyenda

Entre otras cosas ilegales, el reglamento del restaurante Casa de Toño la obligaba a cortarse la parte trasera de su cabello para poder trabajar, de lo contrario le descontaban dinero de su sueldo. La mesera también afirma que nunca le daban lo correspondiente a sus propinas, las cuales juntaban con todos los meseros, pero las tenían que depositar en cajas de madera, por lo que nunca les daban lo que les correspondía. 

Ex empleado de Casa de Toño expone presuntos abusos en contra de los trabajadores

El restaurante Casa de Toño se encuentra en polémica luego de que un ex empleado contara su testimonio acerca de los presuntos malos tratos y abusos en contra de los empleados; algo que sin duda ha generado una ola de indignación en contra de la cadena de restaurantes.

El usuario de TikTok, identificado como “El mesero”, aseguró que hace tiempo trabajó en una sucursal de Casa de Toño, sin embargo, terminó renunciando debido a los presuntos abusos e injusticias que se cometen en contra de los empleados.  En primer lugar, el hombre mencionó que los meseros ganan aproximadamente 12 mil pesos al mes, sin embargo, tienen que trabajar cerca de 12 horas al día. Otro detalle es que no cuentan con una hora de comida, sino con un pequeño tiempo en donde pueden comer algo rápidamente antes de volver a trabajar. 

“No tienes descanso, tienes una pequeña hora de comida, pero ni siquiera es una hora, te sientan a comer y en el momento en el que ven que ya no hay nada en tu plato, te levantan a seguir trabajando, nada de que ‘descánsate tantito’, explicó.

El ex empleado reprochó que Casa de Toño no alimente a sus empleados,  a diferencia de otros restaurantes, en donde la comida va incluida para los trabajadores. No obstante, lo que causó indignación entre los internautas fue que obligan a los empleados a “coser sus bolsas” para evitar que “se roben las propinas”; además de que supuestamente el restaurante le cobra  todo, desde  los uniformes hasta "los limones".

"No te dejan meter efectivo y las bolsas del pantalón tienen que ir cosidas para que no puedas robaste las propinas; te cobran el uniforme y todo te cobran", dijo.

Por todo esto, el hombre aseguró que la cadena de restaurantes tiene “esclavos” en lugar de empleados. "El lugar no se debería llamar Casa de Toño, debería ser Esclavos de Toño porque eso es lo que tienen. Es un lugar horrible".

En un segundo video, el joven lamentó que en dicho restaurante se trate a los empleados como “delincuentes”: "Una vez hicieron que me quitara los zapatos para ver si no me estaba robando las propinas; llevé mi tupper y me dijeron que debía ser transparente para que no me robara nada. El guardia tiene un detector de metales como si fuera un aeropuerto o te tratan como si fueras un delincuente".

Para finalizar, el ex empleado reveló que si los clientes llegan a quejarse de algún mesero, éste podría perder las propinas por su mala actitud: "No existen los descansos. Los meseros son amables porque si se llegan a quejar de ti, te quitan las propinas de la semana".

Síguenos en Google News para recibir más información. 

 

Temas

Google News