Comparta éste artículo
REPORTE ESPECIAL

Huskys Alaska: así es el criadero de perros para trineo en un pintoresco pueblo de Noruega

En el norte de Noruega, en las montañas donde aparecen las auroras boreales, existe un criadero  de Huskys Alaska que te cautivará

TENDENCIAS

·
Así es el criadero de Huskys Alaska en Noruega.Créditos: Guillermo Cruz

Los perros Husky Alaska no solo son una raza atractiva sino también poderosa y capacitada para actividades invernales como trineos sobre nieve y competencias.

En la ciudad de Tromso, ubicada a mil 738 kilómetros de Oslo, la capital de Noruega, se encuentra un criadero llamado Villmarkssenter, en el que los turistas y amantes de los “lomitos” pueden observar cómo son criados y entrenados.

Tromso es una ciudad de poco más de 72 mil habitantes localizada en el norte de Noruega y a unos 55 kilómetros de la frontera norte de Suecia.

En la zona montañosa de esa localidad, conocida por ser un lugar en el que el invierno ofrece la posibilidad de observar con claridad el espectáculo de las auroras boreales, también existen espacios para disfrutar de experiencias como la del criadero de Villmarkssenter.

El criadero atrae a turistas de todo el mundo.

“Criamos y entrenamos Huskys Alaska para trineos y competencias. En este lugar tenemos cerca de 200 perros”, dijo Mikkel Thuesen, uno de los guías del lugar.

Por la noche, los perros ocupan pequeñas casas en las que se observa el nombre de cada uno. Algunos son reconocibles como Joker, Batman y Robin. Ahí duermen y están atados para evitar cualquier contratiempo con los visitantes, aunque en realidad son absolutamente accesibles y prácticamente son ellos quienes buscan las caricias de los turistas.

Es por las noches cuando los viajeros pueden acudir a observar el lugar y después esperar a que pase la media noche con la posibilidad de observar las auroras boreales tras convivir con los perros.

Los perros tienen actividades en verano e invierno. (IG, Villmarkssenter)

Después de la convivencia con los animales y a la espera de la observación del cielo, en la denominada “caza” de las auroras boreales, Villmarkssenter ofrece una cena en un espacio conocido como Lavvu, una construcción que busca asemejar las chozas que usaba la tribu Sami particularmente en la región de Escandinavia (Finlandia, Suecia y Noruega).

En otoño, cuando todavía no existe nieve suficiente para jalar trineos, los perros participan de actividades de montañismo para que los turistas puedan convivir con los animales en sitios que ofrecen paisajes repletos de árboles, planicies, ríos y cascadas.

Ya en invierno, de diciembre a febrero, los perros participan en el llamado “dog sleeding”, trineos jalados por los lomitos expertos, en la que significa una de las principales actividades turísticas de esa ciudad.

El paisaje en Noruega en pleno otoño.

“Este verano nacieron 27 cachorritos y poco a poco comenzamos a separarlos, los machos, las hembras”, dijo otro de los guías mientras era asediado por la nueva camada de Huskys Alaska que cautivará a miles de turistas este invierno.

Al cumplir entre seis y ocho años, Villmarkssenter atienda las solicitudes de adopción de los “lomitos” para que puedan tener un retiro tranquilo y cómodo después de varios años de actividades sobre nieve.

“Nuestros equipos han competido en numerosas carreras, en particular la Iditarod en Alaska (la carrera de trineos tirados por perros más larga del mundo) y la Finnmarksløpet (la carrera más larga de Europa). Puedes estar seguro de que cuando estés con nosotros no solo verás perros amigables, sino atletas profesionales que han sido probados al más alto nivel”, explica el equipo de Villmarkssenter.

En Tromso, los Huskys Alaska son forjados como atletas y culminan su vida como compañeros de vida. 

 

Google News