Comparta éste artículo
SEGURIDAD

Las estafas más comunes para robarte tus ahorros

Cada vez surgen más estafas con las que podrían robarte tus ahorros en cuestión de minutos. Aquí te decimos cuáles son las más comunes y cómo detectarlas.

TENDENCIAS

·
Las estafas más comunes Créditos: Especial

A pesar de que en la actualidad hay mucha información para aprender a detectar estafas ya sea telefónicas o cibernéticas y no caer en ellas, la realidad es que cada vez surgen nuevas modalidades de fraudes con los que podrías perder todos tus ahorros en cuestión de minutos. Aquí te decimos cuáles son las 5 estafas más comunes y cómo aprender a identificarlas.

Vishing

En esta modalidad de fraude, el delincuente suele suplantar la identidad de algún banco u otra empresa reconocida como puede ser de mensajería, gas o energía, posteriormente contactan a sus víctimas con cualquier excusa para que les den sus datos bancarios o los convencen para que ellos mismos hagan transferencias a los estafadores.

Uno de los casos más comunes de la estafa tipo vishing, consiste en llamar a la víctima haciéndose pasar por un banco con el pretexto de que realizaron una compra por un monto alto con su tarjeta y necesitan verificarla. Para que sea más creíble les dan algunos datos personales, pero cuando la persona dice que desconoce la compra, le piden que proporcione sus datos bancarios para completar la cancelación y ahí le vacían su cuenta.

TE PUEDE INTERESAR: Denuncian en redes estafa de vendedores de “pintura falsa”

Phishing

Se denomina phishing a un tipo de estafa donde los ciberdelincuentes suplantan la identidad de alguna empresa con el objetivo de robar la información bancaria o datos personales de la víctima y principalmente ocurre por medio de correo electrónico, donde envían un mensaje con un gancho para que las personas le den clic al enlace. Entre las técnicas que utilizan pueden adjuntar facturas falsas o usar los logotipos y tipografías que tienen las empresas para que parezca un correo oficial. 

Uno de los ejemplos más comunes es un supuesto correo de Netflix para avisarte que tu cuenta está suspendida y te piden ingresar al enlace que te dirige a un sitio falso, donde te piden tus datos bancarios. Para evitar ese tipo de estafas recuerda revisar que la dirección del sitio sea la oficial antes de proporcionar tus datos, pues aunque parecen iguales, suelen tener una letra doble o faltante.

Estafa tipo phishing (Especial)

Smishing

Es similar al anterior, pero consiste en enviar un SMS al celular de la víctima con un enlace, haciéndose pasar por un banco, una institución pública u otra empresa de prestigio, y para lograr que den clic agregan un mensaje atractivo. Una vez que la víctima ingresa al link, pueden dirigirlo a una página falsa y solicitarle sus datos personales o puede ser una técnica para instalar un malware en su teléfono y robarle sus datos.

Un ejemplo de este tipo de estafa, consiste en que el ciberdelincuente le envíe un mensaje a la víctima haciéndose pasar por una empresa de paquetería para informarle que no han podido entregarle su paquete y le anexan un enlace para que agende una nueva fecha, pero en realidad el objetivo es instalar un malware.

Estafa por mensaje de texto (Especial)

Estafas de falsos empleos

Está es una de las estafas más comunes, pero continúa siendo de las más frecuentes. Consiste en publicar anuncios de falsos empleos que parecen muy atractivos, ya sea en periódicos, internet, redes sociales o incluso contactan de forma directa a la víctima y les hacen creer que los quieren contratar, pero para hacerlo les piden depósitos de dinero.

Un ejemplo de esta estafa son las supuestas ofertas de trabajo en Canadá, donde los delincuentes les piden a sus víctimas dinero para tramitar su visa de trabajo o el boleto de avión, pero cuando se llega el momento del viaje nunca aparecen. Antes de caer en este fraude recuerda que ningún empleador serio te va a pedir dinero para que trabajes en su empresa.

Estafas de alquiler de viviendas

En este tipo de estafa el delincuente publica un anuncio para rentar una vivienda, ya sea en redes sociales o en alguna página de internet, y para atraer víctimas adjuntas fotografías de una casa que parece bonita, está bien ubicada y además por un precio económico.

Sin embargo, cuando las víctimas quieren ver la casa personalmente, los estafadores les piden que les envíen un depósito con el pretexto de apartar la vivienda porque hay muchos interesados y prometen que se les tomara a cuenta de la renta, pero realmente el lugar no existe y una vez que reciben el dinero, desaparecen.

Ofertas falsas de vivienda (Redes sociales)

Para más noticias como esta síguenos en Google News.