Comparta éste artículo
TENDENCIAS

¿Qué son las nuevas masculinidades y cuáles son los efectos del machismo en los hombres?

Las masculinidades se oponen a la idea de la masculinidad como virilidad y hombría natural caracterizada por el machismo, la homofobia, la misoginia y la violencia contra las mujeres y exhorta a los hombre a que construyan identidades libres de violencia

TENDENCIAS

·
Machismo y nuevas masculinidadesCréditos: Pexels

Para nadie es un secreto que en México el machismo está presente en prácticamente todos los aspectos. Es bien sabido que en el país existen comportamientos, conductas y creencias que promueven, reproducen y refuerzan diversas formas discriminatorias contra las mujeres, además de que los hombres continúan gozando de mayores privilegios que ellas.

Si bien es cierto que poco a poco los movimientos feministas comienzan a cambiar el panorama de la situación, todavía falta un largo camino por recorrer para que nuestra sociedad deje a un lado los estereotipos patriarcales

 


¿Qué son las nuevas masculinidades y cuáles son los efectos del machismo en los hombres?- Pixabay

Una de las razones por las que México continúa cojeando en la erradicación del machismo y la violencia de género es sin duda que gran porcentaje de hombres no está dispuesto a reconocer y enfrentar su parte machista y menos a querer cambiar, pues nadie quiere perder sus privilegios.

Aunque el machismo afecta a los hombres desde que son niños y llega a convertirse en un problema que puede desencadenar enfermedades psicosomáticas, hay quienes aún se niegan a reconocerlo; por ello aquí presentamos algunas de las consecuencias que trae el machismo en la vida de los hombres.

Machismo, masculinidades, micromachismos, sexo y género, ¿qué son?

Machismo

Para tratar de explicar cómo afecta el machismo a los hombres, es necesario entender qué es y cómo se manifiesta. De acuerdo el Glosario para la Igualdad de Inmujeres, el machismo engloba al conjunto de actitudes, normas, comportamientos y prácticas culturales que refuerzan y preservan la estructura de dominio masculino y heteronormado sobre la sexualidad, la procreación, el trabajo y los afectos.  El organismo precisa que el comportamiento machista ha sido denunciado como una parte sustancial de la cultura patriarcal que discrimina y oprime no sólo a las mujeres, sino a las personas de la diversidad sexual.

¿Qué son las nuevas masculinidades y cuáles son los efectos del machismo en los hombres?- Pixabay

Agrega que el supuesto de la superioridad masculina se expresa a través diversas manifestaciones, tales como: la violencia física, psicológica y emocional; el consumo de alcohol y otras sustancias psicotrópicas; las expresiones vulgares, agresivas y descalificadoras contra las mujeres y personas no heterosexuales; la agresividad como respuesta ante los problemas o confrontaciones; y la homofobia. 

Por su parte, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres explica que el machismo  “se construye a través de la polarización de los roles y estereotipos que definen lo masculino de lo femenino".

De acuerdo con este organismo, algunos ejemplos de machismo son:

  • Alejamiento del cuidado de los hijos e hijas.
  • No involucrarse en las labores del hogar, excepto para dictar normas y ejercer castigos.
  • Mantener una postura vertical en las relaciones familiares.
  • Tener una sexualidad activa y heterosexual, cuestiones por las que se justifica la poligamia.
  • No permitirse expresar sus emociones y sentimientos.

Masculinidad

En cuanto a la masculinidad la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) la define “como el conjunto de atributos, valores, comportamientos y conductas que son característicos del hombre en una sociedad determinada”.

¿Qué son las nuevas masculinidades y cuáles son los efectos del machismo en los hombres?- Pixabay

 

De acuerdo con la doctora Ellen Hardy de la Universidad Estadual de Campinas, en São Paulo, Brasil, la familia, la escuela, los medios de comunicación y la sociedad en general enseñan a los niños explícitamente e implícitamente la forma en la que debe  pensar, sentir y actuar como hombre y de esa manera se construye la masculinidad.  La investigadora pone como ejemplo que se enseña que los hombres no pueden llorar, deben ser fuertes, no deben mostrar sus sentimientos ni tener miedo además de que están obligados a ser viriles.

“Estas enseñanzas comienzan a afectar la forma de cómo el niño se relaciona consigo mismo y con los demás”, expresa.

 

Por otro lado, el sociólogo Enrique Gil Calvo explica que existen cuatro tipos de masculinidades:

  • Masculinidad hegemónica: la cual se refiere a la practicada por los varones heterosexuales que monopolizan el poder, la autoridad legítima y el prestigio.
  • Masculinidad subordinada: Se trata de los hombres que son discriminados por su orientación sexual o por ser considerados “femeninos”.
  • Masculinidad cómplice: Se refiere a los hombres que suelen disfrutar de las ventajas del sistema patriarcal con la sumisión de la mujer de “manera silenciosa” pues aunque no violenten directamente a la mujer, están muy cómodos dentro del sistema patriarcal.
  • Masculinidad marginada: Se suele relacionar con los grupos étnicos minoritarios y frecuentemente marginados.

Cabe destacar que la CNDH reconoce al machismo como un quinto tipo de masculinidad y los micromachismos como una sexta categoría.

Micromachismos

De acuerdo con la CNDH, son mecanismos sutiles de dominación, ejercidos por los hombres hacia las mujeres. Estos se caracterizan por no ser abiertamente violentos, e incluso pueden ser advertidos como aceptables y esperados.

¿Qué son las nuevas masculinidades y cuáles son los efectos del machismo en los hombres?- Pixabay

 

Un ejemplo podría ser cuando el hombre censura o no toma en cuenta a su pareja en las decisiones que impliquen a ambos o al descalificar sus opiniones.

“Sin embargo, al ser la masculinidad construida y además socialmente aprendida, entonces es posible modificarla, a través del autorreconocimiento individual, por la exploración física y emocional, así como al permitirse vivir plenamente las emociones y los sentimientos”, señala la CNDH.

La diferencia entre sexo y género

Por último, es importante definir entre sexo y género, ya que frecuentemente estos conceptos se usan como sinónimos. El sexo determina las características anatómicas de un individuo, mientras que el género es una construcción social.

Hellen Hary explica que el género “es construido en un cuerpo que tiene un sexo definido y al que se le atribuyen características psicológicas, sociales y económicas, lo que resulta en acciones y comportamientos específicos, que casi siempre se traducen en relaciones de poder unilaterales: dominación masculina vs sumisión femenina”.

¿Cómo afecta el machismo a los hombres?

El machismo afecta a los hombres desde que son pequeños, al imponer un modelo de cómo debe ser ante la sociedad: fuerte, viril, sin temor a nada, sin rasgos de “feminidad”, además de que se les prohíbe demostrar sentimientos y emociones. También es necesario ser el sostén y proveedor del hogar e incluso se les incita a realizar actividades peligrosas para demostrar qué tan “machos” son.

Este tipo de imposiciones, desencadenan una serie de problemas, que muchas veces pasan desapercibidos. De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el análisis de la salud masculina como consecuencia del machismo, se debe realizar desde una perspectiva de género.

 

¿Qué son las nuevas masculinidades y cuáles son los efectos del machismo en los hombres?- Pexels

En el informe Masculinidades y salud en la región de las Américas, la OPS señala que es importante reconocer el concepto de la masculinidad como un factor de riesgo, para entender y sintetizar las consecuencias de la socialización masculina.

Precisa que desde una socialización en la masculinidad hegemónica, el hombre conformaría una triada de riesgo:

  1. Hacia las mujeres y los niños: violencia, abuso de sustancias psicoactivas, infecciones de transmisión sexual, embarazos forzados, paternidad ausente y falta de corresponsabilidad en el hogar.
  2.  Hacia otros hombres: accidentes, homicidios y transmisión del VIH/sida.
  3. Hacia sí mismo: suicidio, accidentes, alcoholismo y adicciones, y enfermedades psicosomáticas.

El documento precisa que “las expectativas sociales de los hombres para ser proveedores de sus familias, participar en conductas de riesgo, ser sexualmente dominantes y evitar discutir sus emociones o buscar ayuda psicológica, comportamientos comúnmente conocidos como ‘masculinidad tóxica’, contribuyen a tasas más altas de suicidio, homicidio, adicciones y accidentes de tránsito, así como de enfermedades no transmisibles".

¿Qué son las nuevas masculinidades y cuáles son los efectos del machismo en los hombres? - Pexels

 

Además, la CNDH asegura que uno de cada cinco hombres mueren antes de los 50 años; esto principalmente por enfermedades cardíacas, violencia interpersonal, y siniestros viales que están relacionados directamente con comportamientos "machistas" construidos socialmente. La investigación destaca que la discriminación en torno a la edad, el origen étnico, la pobreza, el estado laboral y la sexualidad agravan aún más estos resultados negativos para la salud de los hombres.

El informe precisa que las diferencias en la mortalidad masculina y femenina en América Latina comienza a surgir alrededor de los 10 años, y aumentan rápidamente a partir de los 15 cuando predominan entre los hombres las causas violentas de muerte, como homicidios, accidentes y suicidios. Como resultado, la tasa de mortalidad de los hombres jóvenes es aproximadamente de 4 a 7 veces mayor que la de las mujeres jóvenes.

Recomendaciones:

Los especialistas  de la OPS sugieren que para enfrentar los problemas generados por el machismo se debe tomar en cuenta lo siguiente:

•         Mejorar, sistematizar y difundir datos sobre masculinidades y salud.

•         Desarrollar políticas públicas y programas de salud para prevenir y abordar los principales problemas que afectan a los hombres a lo largo de la vida.

•         Promover la creación de capacidades sobre género y masculinidades para los trabajadores del sector de la salud.

•         Fortalecer los programas de prevención y promoción de la salud dirigidos a niños y jóvenes.

•         Garantizar que las instituciones, incluido el sector de la salud, las universidades y la sociedad civil, se centren en prevenir el impacto y los costos de las masculinidades tóxicas.

Las nuevas masculinidades

Inmujeres señala que las masculinidades se refieren a los “atributos, valores, comportamientos y conductas que los hombres construyen para sí y en sus relaciones, en una determinada sociedad y cultura". Por ello, las masculinidades se oponen a la idea de la masculinidad como virilidad y hombría natural caracterizada por el machismo, la homofobia, la misoginia y la violencia contra las mujeres.

“La noción de masculinidades enfatiza el proceso por medio del cual los hombres se construyen y relacionan desde el respeto y la plena expresión del ejercicio de los derechos, libertades y capacidades de las personas y en las relaciones de género”, expresa el organismo.

De acuerdo con Inmujeres, este concepto exhorta a los hombre a que construyan identidades libres de estereotipos y de violencia contra sí mismos y contra las mujeres y personas con quienes interactúan en la pareja, en las familias, en las escuelas y en los espacios públicos.

El portal “Mujeres sin violencia” enlista algunas de las características las masculinidades desde esta perspectiva:

  • No utilizar el poder para imponerse sobre otros/as.
  • Luchar porque los hombres y las mujeres puedan disfrutar del trabajo y del hogar por igual.
  • Compartir las labores domésticas y el cuidado de los hijos e hijas.
  • Agruparse entre hombres para plantear cambios en sus actitudes convencionales.
  • Promover la no violencia en sus hijas e hijos y en otros hombres.
  • Oponerse al machismo y reconocer las consecuencias negativas que éste ha traído a sus relaciones interpersonales.
  • Dejar de ver amenazada la masculinidad por expresar sus emociones o compartir la promoción de los derechos de las mujeres.
  • No considerar la homosexualidad como un peligro para su masculinidad.
  • Rechazar la educación sexista y homofóbica para los hijos e hijas.
  • Y buscar que sus hijos, desde edad temprana, desarrolle una masculinidad libre de estereotipos y de violencia.