Comparta éste artículo
TENDENCIAS

Caso Querétaro: Dan de alta al último lesionado; detienen a dos más por la riña

Las autoridades destituyen al director de la policía estatal y al encargado de la Unidad de Campo por no cumplir con los protocolos establecidos para el partido entre Atlas y Gallos Blancos

TENDENCIAS

·
Afortunadamente no hubo muertos y todos los heridos se han recuperado, afirma Kuri. Créditos: Tomada de Twitter

El gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, informó este jueves que la última persona lesionada en la riña del partido ente Atlas y Gallos Blancos que se encontraba hospitalizada fue dada de alta.

Kuri felicitó, a través de un video publicado en sus redes sociales, a todo el personal del servicio médico “que se la rifaron día y noche”, velando por los que sufrieron estas lesiones, así como a todo el equipo que acompaó a las familias durante los días que estuvieron internados, “ese es el Querétaro que nos llena de orgullo”.

“Afortunadamente no hubo una sola persona fallecida y todos los heridos se han recuperado”, dijo.

Detenidos

La Fiscalía General del Estado de Querétaro (FGEQ) informó este jueves, a través de un comunicado, que elementos de la Policía de Investigación del Delito detuvieron a dos personas que contaban con orden de aprehensión por hechos ocurridos en el estadio La Corregidora, con lo que suman 27 mandatos judiciales cumplimentados.

La FGEQ indicó que a estas dos personas se les detuvo por el delito de violencia en espectáculos deportivos y se les presentará ante el juez de control, para definir su situación jurídica.

Señaló que las órdenes de aprehensión fueron cumplimentadas en la capital del estado y que continúa con los trabajos de investigación e identificación de más probables responsables de los hechos.

Separan a mandos

El secretario de Seguridad Ciudadana de Querétaro, Miguel Ángel Contreras Álvarez, informó que con motivo de la investigación administrativa fueron separados de su cargo el director de la policía estatal, el encargado de la Unidad de Campo y un elemento operativo, quienes no cumplieron con los protocolos establecidos para el partido.

Contreras Álvarez informó, a través de redes sociales, que la causa de que la violencia se desbordara en el estadio el pasado 5 de marzo fue lo intempestivo de la agresión entre aficionados y su acelerada escalada en pocos minutos a las porras, afectando las condiciones para el control que se requería.

Indicó que la investigación administrativa permite concluir que se vendieron más boletos a la porra visitante de los que habían informado, lo que provocó que aficionados del Atlas ingresaran al estadio por las vías de acceso general y no por el acceso confinado de la puerta.

La seguridad privada, sin llevar al personal requerido; el exceso de venta de boletos sin reporte a la autoridad, y la necesidad de cubrir la seguridad del estado, provocaron el retraso en la concentración de elementos necesarios para atender la contingencia, señaló.