Comparta éste artículo
TENDENCIAS

Esta es la historia de don José Luis, el padre que marcha por su hija desaparecida hace 12 años

El señor Castillo ha buscado a su hija Esmeralda desde que desapareció en 2009 y, junto con su esposa, realiza carreras deportivas y caravanas anuales para exigir justicia

TENDENCIAS

·
El señor José Luis Castillo ha participado en diversas marchas feministas exigiendo justiciaCréditos: Especial

En México se han reportado cifras alarmantes de mujeres desaparecidas, el Registro Nacional de Personas Desaparecidas señala que desde que comenzó el año se han contabilizado 357 mujeres no localizadas. Sin embargo, no se trata de una problemática actual, sino que lleva años y que todavía hay familias que siguen buscando a las integrantes de su núcleo, como es la historia de don José Luis Castillo, que desde el 2009 busca a su hija Esmeralda Castillo. 

Cada 8 de marzo, miles de mujeres se reúnen en México y alrededor del mundo para exigir justicia y un alto a los delitos de feminicidio y desaparición forzada que atenta con la integridad de las mujeres. Pero entre esta ola femenina se encuentra don José Luis, originario de Chihuahua, quien ha recibido el apoyo de colectivas feministas. 

Él, junto con miles de mujeres, han exigido justicia para que los feminicidios y desapariciones de sus familiares mujeres no queden impunes. El señor Castillo, como también se le conoce, ha compartido este camino de lucha, pues desde el 2009 no ha tenido respuesta satisfactoria de las autoridades en relación a la desaparición de su hija Esmeralda

Te puede interesar: "Criminal": Laura Zapata arremete contra Luis de Llano por acusación de Sasha Sokol

“No me olviden, falto yo”, la historia de don José Luis Castillo y su hija Esmeralda

De acuerdo con los testimonios que ha brindado el señor José Luis Castillo a diferentes medios nacionales, su hija Esmeralda Castillo desapareció el 19 de mayo del 2009 cuando salió de su casa y caminó a la parada del camión para dirigirse a su escuela, en ese entonces tenía sólo 14 años de edad. 

Él señala que a diario la acompañaba a la escuela, pero ese día se encontraba enfermo por lo que no pudo llevarla. Pensando qué no pasaría nada si no la acompañaba, la vio salir de su domicilio localizado en el estado de Chihuahua. 

Sin embargo, ya no volvió a saber de ella y hasta el momento sigue sin tener respuesta satisfactoria por parte de las autoridades. Desde el 2009 ha emprendido un camino de búsqueda, pero no hay pruebas algunas. 

El señor Castillo ha recorrido varios kilómetros, pero sigue sin encontrar respuesta alguna. Es así que también ha participado en numerosas marchas feministas y en ellas se ha caracterizado por su imparable petición que acompaña con diamantina rosa y su cartel en el que aparece la leyenda “No me olviden, falto yo” junto con la foto de Esmeralda Castillo. 

En 2015, don José Luis Castillo fue llamado por las autoridades de Chihuahua y le entregaron una bolsa con los restos óseos de un cuerpo; sin embargo, él asegura que estos no pertenecen a su hija ya que no le dieron las pruebas suficientes y sólo lo hicieron para “dar carpetazo” al asunto. 

Él exigió explicaciones claras, saber cómo falleció su hija si es que se trataba de ella y confirmar el fallecimiento por medio de una prueba de ADN, pero le negaron cada una de estas peticiones. 

Actualmente, y según lo menciona el medio SinEmbargo, el señor José Luis vive en Ciudad Juárez, Chihuahua, junto con su esposa Martha Alicia Rincón Márquez. Ambos se mantienen de un puesto de hamburguesas, pero también se dan tiempo para realizar actividades con las que recaudan fondos destinados a la búsqueda de su hija. 

Cada 28 de enero, en el cumpleaños de la joven desaparecida, organizan el “EsmeraldaTon”, una carrera pedestre de prevención, la cual se lleva a cabo en el centro de Ciudad Juárez. En suma, cada 19 de mayo, realizan caravanas para no olvidar su caso y exigir justicia. 

Los padres de Esmeralda Castillo también ofrecen pláticas en escuelas y con padres que han sufrido la misma experiencia, la desaparición forzada de uno de sus familiares. 

Te puede interesar: Cómo denunciar abuso aunque hayan pasado varios años