Comparta éste artículo
REFORMA JUDICIAL

AMLO rechaza reunión con Norma Piña sobre la Reforma Judicial: “Yo no tengo nada que ver con eso”

Será Luisa María Alcalde, secretaria de Gobernación, quien dialogue con los ministros de la SCJN sobre la reforma propuesta.

POLÍTICOS

·
AMLO rechaza reunión con Norma Piña sobre la Reforma Judicial: “Yo no tengo nada que ver con eso”.Créditos: X (Twitter)

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha rechazado reunirse personalmente con la presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ministra Norma Piña, para discutir la reforma al Poder Judicial. Este movimiento sorprende a muchos, ya que días antes había hecho un llamado a Claudia Sheinbaum para que se sumara a las conversaciones.

Durante su conferencia matutina del martes 9 de julio en Palacio Nacional, López Obrador confirmó que será la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, quien llevará a cabo las conversaciones con los ministros de la SCJN.

“Yo no tengo nada que ver con esto, ya entregué mi iniciativa de acuerdo con mis facultades y estoy convencido de que hace falta la reforma”, señaló el mandatario.

Te puede interesar: AMLO, abierto a modificar la reforma al Poder Judicial: “si se va a enriquecer, adelante”

El Presidente hizo hincapié en la necesidad de un "diálogo" y aclaró que la secretaria de Gobernación, junto con los legisladores, están liderando estas conversaciones.

“La Secretaría de Gobernación podría reunirse con los ministros y lo mismo considero que harían los integrantes del Congreso”, indicó.

El presidente manifestó su preocupación por el extenso período durante el cual se ha protegido a jueces corruptos y se ha permitido la libertad de personas que debían estar encarceladas. Subrayó que se protege tanto a criminales comunes como a delincuentes de alto nivel económico.

“Con todo respeto, le diría a la presidenta (de la Corte): ¿Por qué no resuelven lo del pago de impuestos de los grandes empresarios o banqueros? ¿Por qué se tardan tanto en resolver lo que debe ser de rápida decisión?”, declaró.

Además, el presidente cuestionó la demora en los procesos judiciales y pidió explicaciones sobre el número de procesados sin sentencia desde hace años. También mencionó la controversia sobre los salarios de los jueces, señalando que muchos ganan más que el Presidente, a pesar de que la constitución establece lo contrario.

“¿Por qué no dan un informe de cuántos procesados hay sin sentencia de hace años y que nos explique por qué deciden ganar más que el Presidente, si la constitución establece lo contrario?”, insistió López Obrador.

Te puede interesar: AMLO defiende permanencia de Norma Piña: "No hace falta que renuncie nadie"

La decisión de AMLO de delegar esta responsabilidad a Luisa María Alcalde refleja una estrategia política que busca desmarcarse personalmente del conflicto mientras mantiene la presión sobre el Poder Judicial. Este enfoque ha generado diversas reacciones en el ámbito político y judicial, donde algunos ven esta decisión como un intento de mantener la distancia de la controversia, mientras que otros la interpretan como una táctica para continuar la agenda de reformas sin confrontaciones directas.

La propuesta de reforma al Poder Judicial ha sido uno de los temas más polémicos durante el gobierno de López Obrador. El Presidente ha defendido su iniciativa argumentando que es necesaria para combatir la corrupción y garantizar una justicia más equitativa y eficiente. Sin embargo, sus críticos sostienen que la reforma podría debilitar la independencia del Poder Judicial y aumentar el control del Ejecutivo sobre las decisiones judiciales.

El trasfondo de esta situación está en la tensión histórica entre el Ejecutivo y el Poder Judicial en México. A lo largo de los años, ha habido numerosos enfrentamientos sobre temas de autonomía, corrupción y eficacia judicial. La actual propuesta de reforma es vista por muchos como un capítulo más en esta lucha por el equilibrio de poderes en el país.

La Secretaría de Gobernación, bajo la dirección de Luisa María Alcalde, ahora tiene la tarea de mediar en este delicado proceso. Alcalde, una figura conocida por su cercanía con López Obrador y su perfil conciliador, enfrentará el desafío de negociar con una Suprema Corte que ha mostrado resistencia a ciertas políticas del actual gobierno.

¡Ya puedes seguirnos en WhatsApp Channels y te invitamos a nuestro nuevo Newsletter completamente gratis!

Google News