Comparta éste artículo
MUJERES EN EL PODER

¿Gobiernan diferente las mujeres? IMCO identifica mejoras en escolaridad e informalidad

Un nuevo estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad revela sorprendentes diferencias en la gobernanza entre hombres y mujeres, destacando mejoras en escolaridad y empleo informal bajo liderazgos femeninos

POLÍTICOS

·
¿Gobiernan diferente las mujeres? IMCO identifica mejoras en escolaridad e informalidad.Créditos: Especial

En la espera de que México se una al selecto grupo de países encabezados por una presidenta, un importante estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) puso sobre la mesa las diferencias en la forma de gobernar entre hombres y mujeres. Este análisis, que abarca 72 indicadores de competitividad de las 32 entidades del país entre 2005 y 2022, busca determinar si el género del gobernante influye en los resultados de sus administraciones.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a nivel global, nueve de cada diez jefaturas de Estado están lideradas por hombres. Sin embargo, a partir del 1 de octubre, México se sumará a la lista de naciones gobernadas por una mujer, mientras que a nivel estatal, 13 mujeres estarán al frente de gobiernos locales.

Estudios de organismos internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), han señalado que una mayor representación femenina está asociada con políticas más inclusivas y un aumento en el gasto social en educación y salud. En este contexto, el estudio del IMCO se convierte en una pieza clave para entender el impacto de las mujeres en el poder.

Te puede interesar: Sheinbaum anuncia la creación de la Agencia de Transformación Digital del Gobierno Federal, ¿para qué servirá?

El análisis del IMCO, aunque preliminar, sugiere que la presencia femenina en el gobierno puede tener un impacto positivo en varios aspectos sociales y económicos. Estos son algunos de los hallazgos más relevantes:

  • Educación: En estados gobernados por mujeres, la población cuenta, en promedio, con medio año más de educación en comparación con los estados gobernados por hombres. Esta diferencia, aunque aparentemente pequeña, puede tener implicaciones significativas en el desarrollo a largo plazo.
  • Mercado laboral: La participación en el mercado laboral es ligeramente mayor en estados gobernados por mujeres, alcanzando un 43% frente al 41% en los gobiernos masculinos. Esto sugiere que las mujeres líderes podrían estar implementando políticas más efectivas para incentivar la participación laboral.
  • Calidad de vida: Al analizar indicadores como la disponibilidad de personal médico, participación ciudadana e informalidad laboral, se observó una ligera mejoría bajo los gobiernos femeninos. En promedio, hay 3.3 médicos o enfermeros por cada 1,000 habitantes en estados gobernados por mujeres, en comparación con 2.8 en los gobernados por hombres. Además, la informalidad laboral es menor (53% frente a 57%).
  • Participación económica y brecha de género: Las administraciones femeninas también mostraron una mayor participación laboral de las mujeres y una menor brecha de ingresos por género. En estados con gobernadoras, por cada 100 pesos que gana un hombre, una mujer gana 86 pesos, mientras que esta cifra se reduce a 83 pesos bajo gobernadores hombres.

El IMCO concluye que estos resultados, aunque preliminares, indican la posibilidad de que el género del líder tenga un impacto en la gestión gubernamental. La próxima presidenta de México tendrá en sus manos la oportunidad de liderar una agenda de género que promueva la generación, atracción y retención de talento e inversión en el país.

Este cambio político representa un parteaguas en la representación de las mujeres en México y podría traducirse en avances hacia una sociedad más equitativa y una agenda social más inclusiva. Sin embargo, el IMCO advierte que aún es temprano para sacar conclusiones definitivas, ya que muchas de las gobernadoras actuales no han concluido su mandato.

El estudio del IMCO resalta la importancia de seguir recopilando y analizando datos con perspectiva de género para generar evidencia sólida sobre el impacto de las mujeres en el poder. La representación política femenina no solo es una cuestión de equidad, sino también una oportunidad para mejorar la gestión gubernamental y la calidad de vida de la población.

En definitiva, la llegada de más mujeres al poder en México y el próximo liderazgo de una presidenta son momentos históricos que podrían marcar el inicio de una nueva era en la política del país. El reto será transformar estas oportunidades en cambios tangibles que beneficien a toda la sociedad.

Te puede interesar: Sheinbaum promete un futuro inclusivo: "La fransformación es feminista"

Detalles del análisis del IMCO

El análisis del IMCO se centró en una serie de indicadores clave para evaluar la competitividad de las 32 entidades federativas de México. Estos indicadores se agruparon en diversas categorías que incluyen educación, salud, mercado laboral, participación ciudadana, y condiciones económicas, entre otros.

  • Educación

Uno de los hallazgos más notables es la mejora en el nivel educativo en los estados gobernados por mujeres. La educación es un factor crucial para el desarrollo económico y social de cualquier región, y el hecho de que los estados liderados por mujeres presenten, en promedio, medio año más de educación es un indicador positivo. Esta mejora podría deberse a políticas más efectivas en la implementación de programas educativos y una mayor inversión en infraestructura escolar.

  • Salud y Bienestar

La disponibilidad de personal médico es otro área donde las administraciones femeninas mostraron un mejor desempeño. Con 3.3 médicos o enfermeros por cada 1,000 habitantes en estados gobernados por mujeres, en comparación con 2.8 en los estados gobernados por hombres, se evidencia una mejor atención a la salud pública. Este aumento en el personal médico puede traducirse en una mejor calidad de atención y mayor accesibilidad a servicios de salud para la población.

  • Participación laboral e informalidad

El estudio también destaca una mayor participación laboral en los estados liderados por mujeres. Esta participación no solo es beneficiosa para la economía, sino que también promueve la igualdad de género en el ámbito laboral. Además, la menor informalidad laboral en estos estados sugiere que las políticas implementadas por las mujeres en el poder están contribuyendo a formalizar el empleo, lo que puede llevar a una mayor estabilidad y seguridad laboral para los trabajadores.

  • Brecha de género en ingresos

La menor brecha de género en ingresos es un logro significativo de las administraciones femeninas. Aunque la disparidad aún existe, el hecho de que las mujeres ganen 86 pesos por cada 100 pesos que ganan los hombres en estados con gobernadoras, frente a los 83 pesos en estados con gobernadores, es un avance hacia la igualdad salarial. Esto podría ser resultado de políticas de equidad de género más efectivas y un enfoque en la reducción de la discriminación laboral.

  • Desafíos y perspectivas futuras

A pesar de los resultados positivos, el IMCO advierte que es necesario un análisis a largo plazo para confirmar si estas diferencias son sostenibles y si se traducen en mejoras significativas para la población. La próxima presidenta de México tendrá la responsabilidad de capitalizar estos hallazgos y continuar avanzando en una agenda de género que promueva la equidad y el desarrollo inclusivo.

¡Ya puedes seguirnos en WhatsApp Channels y te invitamos a nuestro nuevo Newsletter completamente gratis!

Google News