Comparta éste artículo
PRD

La historia del PRD, del nacimiento glorioso hasta la caída libre

De representar las izquierdas a aliarse con sus opuestos el PRD y su lucha por sobrevivir

POLÍTICOS

·
La historia del PRD, del nacimiento glorioso hasta la caída libre.Créditos: Facebook

Una vez, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) fue el faro de la izquierda en México. Hoy, enfrenta su ocaso. El Instituto Nacional Electoral (INE) ha declarado que el partido amarillo está en riesgo de perder su registro, una decisión que marca el posible fin de una era política. Pero, ¿cómo llegaron hasta aquí? ¿Quiénes son los responsables de esta debacle? Quizás los últimos días has escuchado mucho del tema, sin embargo, aquí te contaremos como surgió la opción que se volvió una verdadera oposición para el PRI

Fundado el 5 de mayo de 1989 en la Ciudad de México, el PRD nació de la desesperación y la lucha por una alternativa ante los gobiernos priistas. La crisis política que seguía a la masacre de Tlatelolco en 1968 había dejado a muchos mexicanos desilusionados con el status quo. La izquierda, liderada por figuras como Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez, se unió en un frente común para enfrentar al PRI.

El PRD emergió de las cenizas de partidos anteriores, como el Partido Mexicano Socialista (PMS), el Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT) y el Partido Socialista Unificado de México (PSUM), entre otros. La gota que colmó el vaso fue la llegada de los tecnócratas al PRI en 1986, lo que llevó a los líderes de izquierda a abandonar el partido y formar un nuevo movimiento.

Te puede interesar: El PRD pierde su registro como partido político y los MEMES no perdonan: “no lloren por mí, ya estoy muerto”

El Frente Democrático Nacional (FDN), encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas, fue el primer gran paso hacia la formación del PRD. En las elecciones de 1988, Cárdenas estuvo a punto de ganar la presidencia, pero el famoso "fraude" electoral, conocido como la "caída del sistema", le arrebató la victoria, otorgándosela a Carlos Salinas de Gortari. Este evento consolidó la necesidad de un partido que representara verdaderamente a la izquierda mexicana.

En 1989, el PRD se consolidó oficialmente gracias a la cesión del registro del PMS. A partir de ahí, el PRD se posicionó como una alternativa real al PRI, con una visión social demócrata que atrajo a muchos mexicanos cansados del neoliberalismo y sus consecuencias, como la reducción del gasto público y la baja en el poder adquisitivo.

Durante los años 90, el PRD ganó popularidad, y su primer gran triunfo llegó en 1997, cuando Cuauhtémoc Cárdenas ganó la primera jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, ya que la entidad dejó de ser representada por el Gobierno Federal. Este éxito marcó el inicio de una era en la que la Ciudad de México sería un bastión de la izquierda, gobernada por figuras destacadas como Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Marcelo Ebrard, Miguel Ángel Mancera y Claudia Sheinbaum.

El PRD también logró alianzas estratégicas con otros partidos de izquierda, como el Partido del Trabajo (PT), y extendió su influencia a estados como Zacatecas, Michoacán, Tlaxcala, Tabasco, Morelos y Oaxaca.

Te puede interesar: “Duele decirlo: ya no existe más el PRD”: Jesús Zambrano admite desaparición del partido tras 35 años

En 2003, comenzaron los problemas internos. Los escándalos de corrupción dañaron la imagen de figuras clave como Cuauhtémoc Cárdenas y Rosario Robles. Sin embargo, el partido se mantuvo unido hasta las elecciones de 2006, cuando AMLO quedó a menos de un punto porcentual de Felipe Calderón del PAN, en una elección que dejó profundas cicatrices.

La escritora Irma Campusano Montoya, en su libro "Breve Historia del Partido de la Revolución Democrática", señala que la respuesta de AMLO ante la derrota electoral, que incluyó el famoso 'plantón' en Reforma, y las tensiones internas, llevaron al PRD a un punto de inflexión. La división se hizo evidente entre quienes querían seguir apoyando a AMLO y los que preferían negociar con el gobierno de Calderón para impulsar reformas.

El año 2008 fue decisivo. Jesús Ortega, uno de los líderes de la facción conocida como "Los Chuchos", asumió la dirección del partido. Esta corriente buscaba una línea más moderada y abierta al diálogo con otras fuerzas políticas. En 2011, Jesús Zambrano, otro de "Los Chuchos", tomó el mando, marcando un alejamiento definitivo del sector más radical del PRD, representado por AMLO.

AMLO fue el candidato del PRD en las elecciones de 2012, pero tras perder nuevamente, decidió abandonar el partido y fundar Morena, llevando consigo a muchos seguidores. La salida de AMLO dejó al PRD en una encrucijada que sin dudar los dejó al borde de la línea ya que el nuevo partido ganó bastante popularidad con rapidez. 

Con la partida de AMLO, el PRD se alió con el PRI y el PAN, sus antiguos adversarios, en un intento desesperado por mantener relevancia. Esta decisión fue muy criticada por sus bases, que veían cómo el partido se alejaba de sus principios fundacionales. En las elecciones de 2018, el PRD formó una coalición con el PAN y Movimiento Ciudadano, pero fueron derrotados por Morena.

La falta de apoyo se hizo evidente en las elecciones de 2021, cuando el PRD, junto con el PRI y el PAN en la coalición Va por México, no logró frenar el avance de Morena. Este año, bajo la dirección de Jesús Zambrano, el partido obtuvo menos del 3% de los votos, situándose al borde de la desaparición.

El PRD, una vez un símbolo de esperanza para la izquierda mexicana, ahora enfrenta su posible desaparición. Sus alianzas con partidos de derecha y su distanciamiento de sus principios fundacionales han llevado a muchos a preguntarse si el partido tiene aún un lugar en el panorama político del país.

Por lo tanto el futuro del PRD es incierto. ¿Podrá reinventarse y recuperar su posición como una fuerza relevante en la política mexicana? ¿O será este el final de un capítulo importante en la historia política de México? Solo el tiempo lo dirá.

Una cosa es segura, el PRD ha sido un actor fundamental en la historia reciente de México. Desde su fundación, ha luchado por la inclusión y la justicia social, enfrentando a los poderosos y defendiendo a los más vulnerables. Su caída,, será una pérdida significativa para el espectro político mexicano.

¡Ya puedes seguirnos en WhatsApp Channels y te invitamos a nuestro nuevo Newsletter completamente gratis!

Google News