Opinión

Satisfacción y orgullo en niños y niñas durante la pandemia

Este artículo describe los resultados a la siguiente invitación “Cuéntanos algo que hiciste que te hizo sentir orgulloso u orgullosa”, dirigida a 989 niños, niñas y adolescentes durante la pandemia, en una encuesta de MUxED y Valora Consultoría sobre bienestar emocional.

Por Maricarmen Campillo y Leslie Serna

-
null

En alianza, la Red de Mujeres Unidas por la Educación, MUxED y Valora Consultoría realizamos un sondeo para conocer el bienestar subjetivo de niños, niñas y adolescentes durante el confinamiento. La encuesta incluyó 50 preguntas cerradas y una abierta. En este artículo se describen brevemente los resultados de la pregunta abierta “Cuéntanos algo que hiciste que te hizo sentir orgulloso u orgullosa”, dirigida a estudiantes de primaria y secundaria. 

En esta encuesta participaron 989 estudiantes de 30 entidades, de los cuales 78.06% dijo vivir en una ciudad, 20.53% en un pueblo y 1.42% en el campo. En cuanto al sexo, participaron 53.99% mujeres y 46.01% hombres. De quienes respondieron, 56.22% estudiaban en escuelas públicas y 43.78% en escuelas privadas; 37.82% estaban en primaria y 61.18% en secundaria cuando se realizó la encuesta.

Las respuestas se clasificaron en nueve categorías que se muestran en la siguiente gráfica. Entre 5 y 10% de los estudiantes de primaria y secundaria no respondieron esta pregunta. 

A continuación se ofrecen algunos ejemplos de los testimonios de las dos principales categorías: “Logros escolares” y “Ayudar a otros”.

Satisfacción por cumplir los deberes escolares

Lo que más reportaron los niños, niñas y adolescentes como motivo de orgullo en estos tiempos difíciles, es el hecho de haber podido cumplir con sus deberes escolares; comprender lo que estudiaban, muchas veces sin ayuda de un adulto; sacar buenas calificaciones; pasar de año o de ciclo escolar. Para ello tuvieron que desempeñarse con esfuerzo, disciplina, constancia, concentración y autonomía. “Aprendí a usar el Zoom para mis clases y me conectaba sola” (mujer, 7 años). Desde los niños y niñas que están en primer año de primaria  (“Aprender las letras”, niño 7 años), hasta los que van a la secundaria (“Terminar la secundaria con buenas calificaciones”, hombre, 14 años), se sintieron orgullosos de sí mismos por haber logrado un reto tan complicado como es el hecho de seguir aprendiendo sin contar con todo lo que les ofrece la escuela: maestros y maestras, compañeros y compañeras, libros, materiales y sobre todo un ambiente y una estructura dedicada a la enseñanza, el aprendizaje y la convivencia:Sacar buenas calificaciones a pesar de que no es lo mismo que estar en un salón de clases” (mujer, 12 años). 

Satisfacción por cumplir los deberes escolares

Lo que más reportaron los niños, niñas y adolescentes como motivo de orgullo en estos tiempos difíciles, es el hecho de haber podido cumplir con sus deberes escolares; comprender lo que estudiaban, muchas veces sin ayuda de un adulto; sacar buenas calificaciones; pasar de año o de ciclo escolar. Para ello tuvieron que desempeñarse con esfuerzo, disciplina, constancia, concentración y autonomía. “Aprendí a usar el Zoom para mis clases y me conectaba sola” (mujer, 7 años). Desde los niños y niñas que están en primer año de primaria  (“Aprender las letras”, niño 7 años), hasta los que van a la secundaria (“Terminar la secundaria con buenas calificaciones”, hombre, 14 años), se sintieron orgullosos de sí mismos por haber logrado un reto tan complicado como es el hecho de seguir aprendiendo sin contar con todo lo que les ofrece la escuela: maestros y maestras, compañeros y compañeras, libros, materiales y sobre todo un ambiente y una estructura dedicada a la enseñanza, el aprendizaje y la convivencia:Sacar buenas calificaciones a pesar de que no es lo mismo que estar en un salón de clases” (mujer, 12 años). 

Imagen: Valora

 Es preocupante, sin embargo, que 15.4% de las y los niños de primaria y 20.3% de las y los adolescentes de secundaria no contestaron esta pregunta o contestaron que no sentían orgullo de nada. Las personas que reconocen sus fortalezas tienen mayor seguridad en sí mismas, con lo que pueden fortalecer su capacidad de resiliencia, es decir, la habilidad de gestionar su bienestar incluso en la adversidad. 

Invitamos a nuestros lectores y lectoras a leer una selección rica de los testimonios recabados en la encuesta de bienestar.

*Maricarmen Campillo, es integrante de MUxED, pedagoga, especialista en primera infancia, con maestría en Mindfulness; trabajó más de 20 años en la Secretaría de Educación Pública, donde recientemente coordinó el diseño del programa de estudio de Educación Socioemocional y el Programa de Educación Inicial: Un buen comienzo. Maricarmen Campillo: María del Carmen Campillo Pedrón

*Leslie Serna es integrante de MUxED, doctora en Educación Social. Ha colaborado en diversas iniciativas relacionadas con la formación de maestros y la elaboración de contenidos educativos sobre adolescencia y juventud, formación cívica y ética, y educación socioemocional. Ambas colaboran en Valora Consultoría. Leslie Serna: @LNSH__ 

En esta nota

  • MUxED
  • escuela
  • educación
  • niños
  • niñas

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Recibe la información más relevante todos los días.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Opinión