Comparta éste artículo
EDUCACIÓN

La cuna de oportunidades equitativas en la primera infancia

El Baby Lab de la Ibero, ha sido conformado como un espacio llamado El Mundo del Aprendizaje en la Primera Infancia dedicado a la investigación, a fomentar igualdad de oportunidades desde el comienzo de la vida, la crianza respetuosa y amorosa, formación continua y colaboración interinstitucional.

OPINIÓN

·
El Baby Lab de la Ibero, de reciente conformación, se enfoca en ser agente de cambio en la importante misión de la crianza.Créditos: EMAPI

Recientemente, la Universidad Iberoamericana ha decidido asumir el compromiso, mediante el de la Ibero, de promover la investigación en primera infancia con el binomio padres, madres o cuidadores y bebés, basado en un abordaje cognitivo corporizado, la crianza amorosa y con un enfoque en la equidad, como componente necesario en el desarrollo infantil temprano, así como el bienestar familiar.

Históricamente, las niñas y las mujeres han enfrentado desigualdades de género que han limitado sus oportunidades y prerrogativas, en comparación con los niños y los padres varones. Es por ello que, en la actualidad, se busca equilibrar estos privilegios y promover un ambiente inclusivo que beneficie a todos los miembros de la familia.

El Baby Lab de la Ibero, de reciente conformación, se enfoca en ser agente de cambio en la importante misión de la crianza, con bases científicas, abogando por el bienestar infantil y familiar y brindando recursos educativos para diversas comunidades.

Con el nombre de “El Mundo del Aprendizaje en la Primera Infancia” (EMAPI), se ha concebido un espacio multidisciplinario e interinstitucional, con el objetivo de generar nuevos conocimientos acerca del desarrollo en la primera infancia, promover el bienestar del binomio padres, madres o cuidadores, a través de una variedad de programas y servicios diseñados para la crianza respetuosa y amorosa de las y los hijos, al tiempo que involucra a los padres varones en este proceso de cambio cultural.

El desarrollo infantil temprano es un periodo crítico en la vida de cada niña y niño, y las experiencias que experimentan en esta etapa tienen un impacto profundo en su futuro (1).

El EMAPI se compromete a ser un agente de cambio en la misión fundamental de promover los derechos de la infancia, abogando por la equidad de género y brindando recursos y apoyos educativos a las niñas y mujeres en sus comunidades (2).

El enfoque interdisciplinario implica evitar un cerebrocentrismo o un individualismo, sino más bien busca partir de la diada infante-cuidador, considerando el cuerpo, su motricidad, su emocionalidad, su afectividad, su salud física, nutricional y mental en el contexto específico en que nace y se desarrolla cada ser humano (3). El desarrollo infantil temprano es un proceso complejo que involucra tanto el crecimiento físico y cognitivo, como también el desarrollo emocional y social.

Te puede interesar leer: Eduquemos sin cordón umbilical: autonomía, participación social o democracia

En enero de 2024 iniciará el trabajo de investigación interdisciplinaria, que tiene como propósito proponer un modelo de intervención ecológico para el desarrollo cognitivo corporizado de niños y niñas de 0 a 5 años de edad en el ámbito nacional. Asimismo considera la relevancia de la relación con el contexto y las situaciones de vida, de manera que se favorezcan intervenciones educativas fundamentadas científica, humanística y tecnológicamente, para promover vidas con bienestar desde las primeras etapas del desarrollo humano.

La equidad de género desempeña un papel fundamental en la calidad de estas experiencias para las niñas y los niños. Durante mucho tiempo, las niñas han enfrentado estereotipos de género que las han limitado en términos de las actividades a las que pueden acceder y las expectativas que se tienen sobre ellas. Esto también se ha traducido en una falta de representación equitativa en campos como la ciencia, la tecnología y el liderazgo (4).

El EMAPI de la Ibero reconoce que el camino hacia la equidad de género comienza en la primera infancia. Al ofrecer programas de estimulación temprana que promueven el desarrollo cognitivo y emocional en niñas y niños por igual, se trabaja para eliminar las barreras de género desde una edad temprana. Las niñas son alentadas a explorar, aprender y soñar sin restricciones, preparándolas para un futuro en el que puedan seguir sus pasiones y perseguir carreras en cualquier campo.

Si bien es esencial empoderar a las niñas y las mujeres, también es crucial involucrar a los padres varones en este proceso de cambio cultural. Los padres desempeñan un papel fundamental en la promoción de la equidad de género, ya que pueden ser modelos a seguir y defensores de las niñas en sus vidas.

El EMAPI ofrece cursos y talleres de "Escuela para Padres" que abordan cuestiones de género, promoviendo una crianza igualitaria y respetuosa.

Además, se fomenta la colaboración en el hogar y el trabajo en equipo entre padres y madres. Los padres son alentados a participar activamente en el desarrollo de sus hijas e hijos y compartir las responsabilidades de cuidado y crianza. Esto no solo beneficia a las niñas y los niños al brindarles un ambiente de apoyo y amor, sino que también empodera a las madres al permitirles participar en actividades fuera del hogar y en la toma de decisiones familiares.

El Baby Lab de la Ibero reconoce que la equidad de género no se logra solo a través de sus programas, sino también a través de la colaboración con organizaciones comunitarias y centros de salud y nutrición. Estas alianzas estratégicas permiten brindar apoyo integral a las familias, abordando no solo las necesidades de desarrollo de las y los niños, sino también las necesidades de bienestar de las madres.

El EMAPI de la Ibero se destaca como un defensor apasionado de la equidad de género en el desarrollo infantil temprano. Su enfoque integral no solo empodera a las niñas y las mujeres, sino que también involucra a los padres varones en la promoción de una crianza igualitaria. A través de programas, cursos, investigaciones y colaboraciones comunitarias, el Baby Lab desempeña un papel crucial en el camino hacia un mundo donde todos los niños y todas las niñas tengan igualdad de oportunidades y puedan alcanzar su máximo potencial. Este enfoque es un faro de esperanza en la lucha por los derechos de la infancia en su cuidado amoroso y respetuoso y el bienestar de la primera infancia, junto con sus padres, madres y cuidadores.

https://www.muxed.mx/blog/baby-lab

…………………..

Referencias

(1). Center on the Developing Child, 2020). Recuperado de https://developingchild.harvard.edu/

(2) ENAPI (2020). Estrategia Nacional para la primera infancia. Recuperado de https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/539066/ENAPI-DOF-02-03-20-.pdf

(3) Gonzáles Grandón. X.A. (2021). Cuerpos conscientes y afectos regulados: la interocepción en la educación socioemocional. Revista Internacional de Educación Emocional y Bienestar , 1 , 2, 101-124. Recuperado de https://rieeb.ibero.mx/index.php/rieeb/article/view/12

(4). Molina, H. (2015). Desarrollo infantil temprano, eje de los derechos de la infancia: llave para cerrar brechas de inequidad, romper el ciclo intergeneracional de la pobreza y asegurar la mejor tasa de retorno de la inversión a los países. Bol. Med. Hosp. Infant. Mex. 72, 6. Recuperado de https://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1665-11462015000600362

(5) UNESCO La desigualdad de género persiste a nivel de liderazgo. Recuperado de https://gem-report-2017.unesco.org/es/chapter/la-desigualdad-de-genero-persiste-a-nivel-de-liderazgo/

Google News