Bienestar

Exceso de carne asada puede provocar daños a la salud: estudio

Cuando se acerca el fin de semana, cuando hay alguna celebración, cuando hace calor, o cuando hace frio, cualquier pretexto es bueno para sacar el asador y preparar unos buenos cortes ¿no?

Por Jorge Andrés Ramírez

- 01/04/2021 07:08

Exceso de carne asada puede provocar daños a la salud, estudio - Especial (Especial)

Desde que el hombre aprendió a dominar el fuego, se convirtió en el rey del asador.

Nada como la sensación que despierta en cada uno de nosotros el tomar el control este elemento y encender el carbón para después arrojar una generosa porción de res o cerdo hasta dejarla al término que a cada miembro de su clan le gusta.

Todo este romanticismo alrededor de esta práctica te lo vamos a echar abajo cuando leas las siguientes líneas, ya que el consumo habitual de carne al carbón y por supuesto respirar el aroma de esta delicia, son potencialmente dañinos para nuestra salud.

La carne roja es un alimento rico en proteínas, que son indispensables para la formación y reparación de músculos y huesos; minerales como el hierro y el zinc; y vitaminas del complejo B que fortalecen el sistema inmune.

El abuso en el consumo de este alimento puede provocar gota, aumento del los niveles de colesterol y los triglicéridos en la sangre lo que acarrea enfermedades cardiovasculares.

La gran cantidad de hormonas y antibióticos que se emplean en la cría y engorda de las reses que, a pesar del proceso de cocción, se mantienen presentes.

Investigadores de Harvard dieron seguimiento a 300 mil personas a lo largo de una década y encontraron que el alto consumo de carne asada (más de 3 veces por semana), incrementa el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, cáncer de mama, colon, estómago, próstata e hipertensión.

El problema en sí no está en la carne, sino en la forma de cocinarla. 

Las altas temperaturas, el humo del carbón y el exceso en la ingesta, acompañado generalmente de cerveza, acumulan hollín en los pulmones, inducen a procesos inflamatorios y resistencia a la insulina.

Pero no todo son malas noticias; para reducir los riesgos que mencionamos en las líneas superiores, sólo debes disminuir la frecuencia de las “carnitas asadas” e incluir en estas parrilladas un poco de verdura como calabazas, champiñones, zanahorias o betabel, y suplir la cerveza por una copa o dos de vino tinto.

¿Verdad que no suena tan mal?

En esta nota

  • Salud
  • carne asada
  • proteína
  • carne roja

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Recibe la información más relevante todos los días.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Bienestar