Comparta éste artículo
ALIMENTACIÓN

Vino tinto y salud cardíaca: Desafiando 30 años de creencias

Estudios recientes sugieren que el vino tinto podría aumentar potencialmente el riesgo de enfermedades, incluyendo el cáncer y afecciones cardíacas.

BIENESTAR

·
Vino tinto y salud cardíaca Desafiando 30 años de creencias.Estudios recientes sugieren que el vino tinto podría aumentar potencialmente el riesgo de enfermedades.Créditos: Pexels

Durante décadas, se ha aceptado ampliamente la idea de que el vino tinto ofrece beneficios para la salud cardiovascular. Sin embargo, las percepciones recientes de destacados expertos han arrojado dudas sobre esta creencia de larga data, sugiriendo que la relación entre el vino tinto y la salud del corazón podría ser más mito que realidad.

Orígenes del Mito: La paradoja Francesa 

El concepto de que el vino tinto promueve la salud cardíaca se remonta a la década de 1980, cuando los científicos observaron la paradoja francesa. A pesar de consumir alimentos ricos en grasas y disfrutar del vino tinto, los franceses mostraban tasas más bajas de enfermedades cardíacas en comparación con otras poblaciones.

Vino tinto y salud cardíaca: Desafiando 30 años de creencias | Foto: Pexels

Desmentir el Mito: Evidencia errónea

Los expertos argumentan ahora que la evidencia que respalda los beneficios para la salud del corazón del vino tinto es frágil y se basa predominantemente en estudios observacionales. Estos estudios, centrados en datos poblacionales, pueden verse afectados por otros factores de estilo de vida y no pueden establecer causalidad.

Perspectiva de la Dra. Leslie Cho

La cardióloga Dra. Leslie Cho de la Clínica Cleveland enfatiza que no hay pruebas suficientes para concluir que el vino tinto es menos perjudicial que otras bebidas alcohólicas. Estudios recientes, realizados tanto en humanos como en animales, sugieren que el vino tinto podría aumentar potencialmente el riesgo de enfermedades, incluyendo el cáncer y afecciones cardíacas.

Vino tinto y salud cardíaca: Desafiando 30 años de creencias | Foto: Pexels

Polifenoles y Resveratrol: No son una solución mágica

El vino tinto contiene polifenoles, incluido el conocido resveratrol, que se cree que protegen los vasos sanguíneos. Sin embargo, los efectos beneficiosos observados en ratones no se han traducido a los humanos. Para lograr dosis similares, uno tendría que consumir cantidades poco realistas de vino tinto o tomar suplementos de resveratrol, que carecen de beneficios probados.

Cuestionando Estudios Observacionales

Los expertos cuestionan la validez de los estudios observacionales que correlacionan el consumo de vino con la salud cardíaca. Factores de estilo de vida asociados con los consumidores de vino tinto, como dietas y comportamientos más saludables, podrían contribuir a los beneficios observados en lugar del vino en sí.

Vino tinto y salud cardíaca: Desafiando 30 años de creencias | Foto: Pexels

Postura de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Contrariamente a la creencia popular en los beneficios de un consumo moderado de alcohol, las principales autoridades de salud, como la Organización Mundial de la Salud, mantienen que no hay un nivel seguro de consumo de alcohol para la salud. Se sabe que el alcohol aumenta la presión arterial, aumentando el riesgo de enfermedades cardíacas, y se asocia con un mayor riesgo de cáncer.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuáles son los pros y contras de tomar vino tinto?

La idea ampliamente aceptada de que el vino tinto promueve la salud cardíaca está bajo escrutinio, con expertos destacando la necesidad de una reevaluación crítica de la evidencia y un enfoque cauteloso hacia el consumo de alcohol. En Quinto Poder te mantendremos informado. Para más información, síguenos en nuestro canal de WhatsApp.

Google News