Comparta éste artículo
BIENESTAR

¿Es viable una cuarta dosis de la vacuna contra COVID-19? Esto dice un estudio al respecto

Mientras que en México se aplica una tercera dosis como refuerzo contra COVID-19, un estudio habla sobre si es necesaria o no una cuarta dosis.

BIENESTAR

·
Estudio analiza si es viable una cuarta dosis de COVID-19Créditos: Pexels

Las jornadas de vacunación contra COVID-19 han llamado la atención de los investigadores especialistas en salud y farmacéutica, pues ha surgido el cuestionamiento de si en verdad se requiere de una cuarta dosis para garantizar la salud de las personas, por lo que se realizó un estudio para analizar cuál es el efecto de un segundo refuerzo.

Como regla, se requieren dos dosis para hablar sobre un esquema de vacunación completo, pero con la intención de aumentar la protección e inmunidad en el organismo humano, se autorizó la tercera dosis, también conocida como refuerzo. Pero ¿se requiere de un segundo refuerzo o cuarta dosis?

Hablar de un segundo refuerzo significa una cuarta dosis de vacuna COVID-19, lo cual ya se está llevando a cabo en diferentes países, como Estados Unidos, Chile e Israel, incluso, en este último se realizó un estudio en el que se investigó cuál es el efecto de esta cuarta dosis contra el virus SARS-CoV-2.

Estados Unidos, Chile e Israel ya han comenzado con la aplicación de cuarta dosis. FOTO: Pexels

 

¿Es necesario recibir una cuarta dosis contra Covid-19?

Investigadores del Centro Médico Sheba de Israel encabezaron un estudio en el que analizaron los efectos de una cuarta dosis contra COVID-19; su trabajo científico fue publicado en la revista especializada Nature el pasado mes de febrero. 

Para su elaboración se requirieron de las muestras de mil trabajadores de salud, de los cuales sólo 274 recibieron una cuarta dosis, mientras que los demás sólo formaron parte del grupo de control al mantenerse con sus tres respectivas vacunas. 

Y, de acuerdo con los resultados de los análisis que hicieron, los científicos concluyeron que una cuarta dosis no muestra efectos secundarios en las personas, pero no hace una gran diferencia en la protección ante el virus SARS-CoV-2. 

La cuarta dosis recupera la inmunidad perdida con el paso del tiempo. Foto: Cuartoscuro

Miles Davenport, inmunólogo computacional de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sidney, Australia, explicó que las vacunas de ARNm que actualmente se utilizan para la inmunización alcanzan un “techo de inmunidad”, es decir, con la cuarta dosis no hay mayor protección de la que se ofreció con la tercera aplicación. 

Señalaron que el trabajo de la cuarta dosis se basa en recuperar la inmunidad de la tercera dosis, la cual se pierde con el paso del tiempo por cuestiones naturales, pero no ofrece una mayor protección. Ante esto, puntualizan que es de carácter importante la aplicación del refuerzo, es decir, la tercera dosis. 

¿Quiénes han recibido o pueden recibir la cuarta dosis contra COVID-19?

En el mismo estudio se puntualiza que las personas que son aptas a recibir una cuarta dosis contra COVID-19 son las personas consideradas parte de los grupos vulnerables, ya sean adultos mayores o pacientes con enfermedades crónicas. 

Bajo esa línea, en los países donde ya se lleva la jornada de vacunación contra COVID-19 para recibir la cuarta dosis, se han aplicado a personas con cáncer y a adultos mayores, pues es una forma de garantizar su salud ante el virus. 

Te puede interesar: A dos años de la pandemia, ¿debemos aprender a coexistir con el virus?