Comparta éste artículo
Main logo

A dos años de la pandemia, ¿debemos aprender a coexistir con el virus?

El infectólogo Alejandro Macías ve difícil que el Sars-Cov2 revierta hacia una forma más patogénica; sí puede haber subvariantes que se transmitan con más facilidad, pero ya dejó ver su intención, dice

BIENESTAR

·

Tras dos años de registrarse oficialmente el primer caso de COVID-19 en la Ciudad de México, un virus descubierto en la región de Wuhan, China, ¿ya podemos comenzar a hablar de un mundo postpandemia?

El último reporte de la Secretaría de Salud federal da cuenta que en estos dos años, al 25 de febrero se han registrado 5 millones 489 mil 127 casos positivos y 317 mil 683 muertes por la pandemia.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó el martes que las defunciones por COVID-19 en México habían caído por dos semanas consecutivas y que la reducción de la epidemia ya se ve reflejada en todos los estados.

Esta misma semana, el primer ministro británico, Boris Johnson, dio a conocer su plan para convivir con la COVID-19 e, incluso, dijo a los parlamentarios que se eliminará la obligación legal de aislar a aquellos que dieron positivo al virus.

El martes pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ratificó que el sublinaje BA.2 de la variante Ómicron continúa siendo de preocupación al tiempo que llamó a mantener el monitoreo del virus del Sars-Cov2.

Pared inmunológica

Para el infectólogo Alejandro Macías, el virus se va a quedar y en los próximos meses lo que vamos a tener es una pared inmunológica, a fuerza de tener mucha gente que se infectó y tiene inmunidad, mucha gente que se vacunó, vamos a poder coexistir con el virus.

En un foro del Sistema de Salud del Tec de Monterrey sobre las variantes y el mundo postpádemico, Macías dijo que esta situación que vivimos ahorita no es diferente a la que se vive cada año con la influenza, en los picos de influenza se pueden ver 100 o 200 muertes diarios en la república mexicana y aceptamos que hay ese virus.

El infectólogo señaló que ve difícil que el virus del Sars-Cov2 revierta hacia una forma más patogénica, si puede haber subvariantes que se transmitan con más facilidad, pero ya el virus dejó ver su intención: no le interesa matar le interesa transmitirse cada vez mejor y su negocio es volverte a infectar.

"Eventualmente tendremos que vacunar a medio mundo... también a jóvenes y niños, porque entre jóvenes y niños tenemos 30 millones de mexicanos", dijo.

Macías señaló que se puede dejar de vacunar a los menores que les afecta menos el coronavirus, pero ellos pueden transmitirlo a las personas que lleguen a la edad adulta sin inmunidad y les puede hacer mucho daño.

Todos vacunados

Para Susana López Charretón, viróloga del Instituto de Biotecnología (IBt) y miembro de El Colegio Nacional, el hecho de que no estemos todos vacunados hace que el virus tenga campo libre para estar infectando personas y haciendo variantes.

"En México, mientras no vacunemos a los niños, que son una población numerosa, vamos a tener variantes, es cierto que no se enferman tan gravemente, pero sí lo hacen y sí contagian", dijo.

En un publicación de la UNAM, López Charretón señaló que la frase "no vamos a estar seguros hasta que todos estemos seguros" no es una cuestión nacionalista, es que mientras no nos garanticemos que este virus se replique lo menos posible, no lo vamos a controlar.