Comparta éste artículo
NARCOTRÁFICO

¡Adiós a "El Chango"! Fundador de La Familia Michoacana condenado a 45 años de cárcel

Jesús "El Chango" Méndez, quien alguna vez perdonó la vida del "Mencho", enfrenta una larga sentencia tras perder su apelación

TENDENCIAS

·
Créditos: X (Twitter)

Jesús Méndez Vargas, mejor conocido como "El Chango", fundador de La Familia Michoacana, ha sido sentenciado a pasar los próximos 45 años tras las rejas. Con una historia que incluye perdonar la vida al temido líder del CJNG, esta noticia es un giro en su gran vida delictiva. En un golpe contundente contra la delincuencia organizada en México, el Tribunal Colegiado de Apelación ratificó la sentencia en su contra; el criminal, pieza clave de la organización, fue condenado por los delitos de delincuencia organizada y portación de armas de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

La Fiscalía General de la República (FGR) detalló en su comunicado que la sentencia fue confirmada por unanimidad por el Tribunal Colegiado de Apelación del Vigésimo Cuarto Circuito. Esto pone fin a los intentos de apelación de la defensa de Méndez Vargas, quien había sido arrestado en 2011 con un arsenal de armas en Aguascalientes.

Te puede interesar: VIDEOS: Así fue el brutal accidente de Checo Pérez en el GP de Mónaco de Fórmula 1

La captura de El Chango Méndez en junio de 2011 en el fraccionamiento Campestre la Herradura en Aguascalientes fue solo el comienzo de un largo camino legal. Tras su arresto, la FGR, en coordinación con la Fiscalía Federal en el Estado de Nayarit, lo acusó de dirigir actividades de delincuencia organizada y de portar armas de uso exclusivo militar, lo que agravó aún más su situación en el caso. 

En 2022, cuando se emitió su sentencia inicial, Méndez Vargas y su equipo legal intentaron apelar la decisión. Sin embargo, el Tribunal Colegiado de Apelación del Vigésimo Cuarto Circuito reafirmó la sentencia de 45 años y 10 meses de prisión, además de imponer una multa de 751,218 pesos. Ahora, Méndez Vargas cumple su condena en el Centro Federal de Readaptación Social Número 13 “CPS-Oaxaca”, ubicado en Miahuatlán de Porfirio Díaz, Oaxaca.

Te preguntarás ¿Cómo le perdonó la vida a “El Mencho"? Un dato fascinante de la vida de “El Chango” Méndez es su encuentro con Nemesio Oseguera Cervantes, alias "El Mencho", el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Según investigaciones de la FGR, Méndez Vargas le perdonó la vida a El Mencho cuando este último era un sicario del grupo criminal de Los Valencia. Esta decisión, aunque inesperada, agrega aún más intriga a la ya complicada red de relaciones en el mundo del narcotráfico.

Te puede interesar: Terror en Jalisco: Mujer encuentra el cadáver de su hija embarazada; desapareció el Día de las Madres

¿Quién es Jesús Méndez Vargas?

Jesús Méndez Vargas, apodado "El Chango Méndez", junto con Nazario Moreno González, alias "El Chayo", fue uno de los fundadores de La Familia Michoacana, una de las organizaciones criminales más infames de México. El cártel no sólo se destacó por sus actividades delictivas, sino también por su ideología religiosa, que Méndez Vargas se encargaba de difundir entre sus miembros. Él y su organización reinterpretaban pasajes bíblicos para justificar sus acciones, creando una mezcla tóxica de religión y violencia.

Antes de su rol en La Familia Michoacana, Méndez Vargas tenía un historial notable en el cártel del Golfo, donde se desempeñó como jefe de sicarios de Osiel Cárdenas Guillén. Sin embargo, su ruptura con esta organización y con Los Zetas provocó una serie de sangrientos enfrentamientos en Michoacán, consolidando su reputación como un personaje despiadado y conflictivo.

Desde sus primeros días como jefe de sicarios hasta su papel como fundador y líder de La Familia Michoacana, El Chango Méndez ha estado en el centro de algunos de los episodios más violentos y complejos del crimen organizado en el país. Su influencia y poder en La Familia Michoacana fueron notables, no solo por su capacidad de liderazgo, sino también por la implementación de una ideología religiosa que mantenía a sus miembros unidos bajo un código moral distorsionado. Esta mezcla de violencia y justificación moral hizo que su organización fuera temida y respetada a partes iguales.

La detención y condena de Méndez representan un golpe significativo para La Familia Michoacana. Aunque la organización ha continuado operando, la pérdida de uno de sus fundadores y líderes más carismáticos y estratégicos ha afectado de alguna manera su estructura y capacidad operativa dentro de la misma. Con la sentencia de 45 años de prisión confirmada, Méndez Vargas pasará el resto de su vida detrás de las rejas, un destino que, para muchos, es un paso hacia la justicia en un país que sigue luchando contra la sombra del crimen organizado. 

¡Ya puedes seguirnos en WhatsApp Channels y te invitamos a nuestro nuevo Newsletter completamente gratis!

Google News