Comparta éste artículo
CINE

Un Lugar Llamado Música: un encuentro espiritual entre Philip Glass y la comunidad Wixárika

El documental del director Enrique M. Rizo cuenta la historia de Daniel y Erasmo Medina, dos músicos Wixárika que, a pesar de enfrentar barreras lingüísticas y culturales, lograron crear piezas musicales bellísimas en colaboración con el compositor Philip Glass

TENDENCIAS

·
Un Lugar Llamado Música: un encuentro espiritual entre Philip Glass y la comunidad WixárikaCréditos: Cortesía Pimienta Films

La música posee la capacidad única de evocar emociones y transmitir experiencias de una manera que puede ser comprendida y apreciada por personas de diferentes partes del mundo, sin importar su lengua materna o antecedentes culturales. Un ejemplo de esto es el caso de Daniel y Erasmo Medina, dos músicos Wixárika que, a pesar de enfrentar barreras lingüísticas y culturales, lograron crear piezas musicales bellísimas en colaboración con el compositor Philip Glass. Todo este proceso quedó meticulosamente documentado en la ópera prima del director Enrique M. Rizo, titulada "Un lugar llamado música".

La película nos sumerge en un inusual encuentro musical entre Daniel, un talentoso violinista Wixárika de la comunidad Santa Catarina, Jalisco, y el renombrado compositor neoyorquino Philip Glass. El filme captura de manera conmovedora la esencia de esta colaboración única, presentando ensayos y actuaciones en destacados escenarios de México y Nueva York

Un lugar llamado música - Cortesía Pimienta Films

A pesar de las marcadas diferencias culturales y lingüísticas entre Daniel y Philip, el documental nos muestra cómo estos artistas logran trascender todas las barreras para crear un lugar que va más allá de las palabras, el tiempo y el espacio, conectando los espíritus tanto de los músicos como de todo aquel que se deja atrapar por estas piezas.

El director Enrique M. Rizo logra plasmar no solo la brillantez musical de esta colaboración, sino también la riqueza emocional y espiritual que emana de la conexión entre estos dos artistas. 

“La música en sí misma es un camino. Si quiero aprender sobre un pueblo, la manera más rápida para mí es comenzar por la música”, dice Philip Glass en una parte de la película. Y es que es a través de escuchar con atención al otro, que el músico neoyorquino consigue comprender y sentir los cantos al “abuelo fuego”, Dios de la cultura Wixárika.

Un lugar llamado música - Cortesía Pimienta Films

Por su parte, Daniel Medina expresa su agradecimiento por poder colaborar con Philip Glass y tocar en Nueva York y en la Ciudad de México, ya que gracias a que obtuvo el permiso de los habitantes de su comunidad, consiguió no sólo crear hermosas piezas musicales, sino contribuir en la conservación de sus tradiciones: 

“Nuestra cultura tiene un gran valor y nuestras tradiciones, y lo que se hace en nuestra comunidad merece conservarse. Sé que es importante lo que nos entregaron nuestras Madres y Padres sagrados. Tiene sentido. Así es. Yo lo observo y lo conservo, y por eso me siento bien.”, dice en la cinta.

Un lugar llamado música - Cortesía Pimienta Films

En Q&A realizado en una proyección de la película en Cine Tonalá, el director Enrique M. Rizo, habló acerca de cómo se dio poco a poco el acercamiento con la cultura Wixárika,  para que éste no fuera invasivo y se pudiera ganar la confianza de su comunidad: 

“El acceso se fue forjando a fuego lento, con mucha confianza, no podemos llegar con una autoridad para decir qué es el cine, fue explicarles, pero al final lo que nos permitió el acceso fue que Daniel, nuestro músico, se puso de pie frente a su comunidad y dijo ‘yo los conozco’ fue su voto el que hizo que confiaran en nosotros, teníamos presión porque fue un trabajo que podía provocar una fractura con Daniel y su comunidad o podría provocar resentimiento de la comunidad hacían nosotros, pero al final nosotros dijimos que nuestra intención no era filmarlos en ceremonia, sino la relación de Daniel Medina y Philip Glass”.

Un lugar llamado música, la aclamada ópera primera de Enrique M. Rizo tendrá su estreno en salas de cine el próximo 17 de noviembre bajo el sello de distribución de Pimienta Films, luego de haberse presentado en el Festival Internacional de Cine de Morelia y el Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México. 

 

 

Google News