Comparta éste artículo
TENDENCIAS

Festival Paáyt’aan 2022, una gran cita de convivencia cultural que cautivó en Yucatán

La convivencia y la interculturalidad fueron clave en el festival Paáyt’aan, realizado en el pueblo mágico de Izamal.

TENDENCIAS

·

Gran expectativa causó la realización del festival Paáyt’aan, el cual se efectuó en Izamal, el primer pueblo mágico del estado de Yucatán, también conocido como la Ciudad de las tres culturas. El mágico lugar demostró su gran capacidad turística para albergar a los cientos de visitantes que se dieron cita del 17 al 20 de marzo en un encuentro de expresiones artísticas.

Cada día al amanecer, locales y visitantes se reunían en los cuatro puntos cardinales, acompañados de sahumerios y las llamadas charangas que le daban voz a través de la música. 

Los cuatro grupos se reunían en el centro de la plaza principal. Posteriormente, saludaban al norte, al sur, al este y al oeste. Al concluir, todos se dirigían al árbol sagrado ‘La Ceiba’, un espacio que nos conectó con la naturaleza a través de sus diferentes actividades y experiencias sensoriales.

Especial

Diversas actividades distribuidas en varias sedes fueron el denominador común de este evento. Una de ellas se dio en el espacio de diálogos y cacao, donde se mezcló el intercambio de historias y saberes por medio de interesantes conversatorios.

La cocina de tres piedras fue el lugar en donde los cocineros y cocineras tradicionales permitieron a los asistentes degustar del sabor auténtico de esta tierra y de otras culturas.

Uno de los sitios más activos fue la voz de la ceiba, ubicado a un costado del imponente templo franciscano donde se compartieron relatos, tradiciones, leyendas y se llevó a cabo una gran convivencia artística.

Recorriendo las calles aledañas, la Casa de la Poesía fue el lugar en donde se escucharon interesantes narrativas, historias y poesías compartidas por el talento local.

Los foros para la música sagrada fueron los momentos más emotivos, ya que se trató de espacios comunitarios en donde se compartieron cantos dedicados a la madre tierra, al sol, la luna y a los pájaros.

Los primeros dos días del festival, la iglesia Pixila fue testigo de inolvidables conciertos, como el de Tania Rubio y Luzmila Carpio, quien trajo desde su natal Bolivia un saludo de los pájaros y un mensaje de paz y amor a la ‘pachamama’. Sin duda un gran momento de Paáyt’aan

Los siguientes dos días la Plaza Zamná vibró con canciones de jóvenes que presentaron su proyecto Múul Paax; seguido por Maria Moctezuma y Duo Persa, quienes cerraron con broche de oro la velada musical.

La convivencia y la interculturalidad fueron esenciales en estos días de encuentro y festividad. Finalizando con el talento de la banda de rock tzotzil ‘Sak Tzevul’.

Despertaron particular interés los Diálogos Chukwat’aan en el Centro Estatal de Capacitación, Investigación y Difusión Humanística de Yucatán (CECIDH),  donde especialistas de diversas materias compartieron sus ideas en torno a los temas: Tradición y tendencias, la voz de la tierra, espiritualidad en el mundo, y el alma maya.

El festival Páayt’aan ha finalizado. La suma de todos los esfuerzos, la paz y la convivencia, nos recordarán que tuvimos una gran cita.