Comparta éste artículo
TENDENCIAS

Azafata cuenta qué hacen si una persona muere abordo de un vuelo

De acuerdo con una azafata anónima, si una persona muere tienen prohibido taparles la cara y declarar que efectivamente la persona perdió la vida

TENDENCIAS

·
Azafata cuenta qué hacen si una persona muere abordo de un vueloCréditos: Pixabay

Una azafata compartió el protocolo que se debe seguir si una persona muere dentro de un avión durante un vuelo y su respuesta se hizo viral en redes sociales pues muchas personas desconocían cómo actuar ante esta situación.

Los conductores del programa Other People Lives, Joe Santagato y Greg Dybec, entrevistaron a una azafata anónima quien reveló que algunas de sus "alocadas experiencias" que ha vivido en su trabajo, entre ellas, qué se debe hacer cuándo muere una persona en pleno vuelo.

La empleada subrayó que ella nos son "profesionales médicos" por lo que no pueden declarar que una persona esté muerta. Indicó que en caso de que esto ocurra y de que una persona cuestione si de verdad perdió la vida, ellas tienen que responder "eso parece".

 

Azafata cuenta qué hacen si una persona muere abordo de un vuelo - Pixabay

“Lo que siempre me asusta es que tenemos que volver a ponerlos en su asiento. Y tenemos que reclinar un poco el asiento y ponerles una manta hasta el cuello. No podemos taparles la cara”, indicó.

Según su testimonio, no tienen permitido mover a una persona que ha perdido la vida por lo que si alguien llega a morir justo al lado de otro pasajero, éste tendrá que viajar con el cadáver hasta que aterrice el vuelo.

 “Si se trata de un vuelo largo y la persona junto a ti sufre un infarto,  y no podemos mover a nadie más, tendrás un cadáver a lado tuyo hasta que aterricemos”, detalló.

Los conductores calificaron estas acciones como algo "espantoso" y aseguraron que ahora viajaran con miedo a que algo así les suceda. La azafata agregó que una de sus amigas tuvo que practicar RCP a un pasajero, sin embargo, este perdió la vida a bordo.

“Ella se mantuvo alejada por un buen tiempo. La compañía en la que yo trabajo sí ofrece apoyo psicológico, pero sí te marca que haya alguien que tuvo que renunciar a su trabajo porque no podía subirse a un avión”, concluyó.