Comparta éste artículo
TENDENCIAS

Exempleado de Starbucks revela por qué escriben mal el nombre de los clientes en los vasos

Un extrabajador compartió un video en TikTok con algunos de los secretos mejor guardados de la compañía de café

TENDENCIAS

·
Exempleado revela secretos de StarbucksCréditos: Redes sociales

La cadena Starburcks se caracteriza por poner el nombre de sus clientes en los vasos de sus bebidas para evitar confusiones, pero se ha vuelto común que los baristas escriban los nombres con faltas de ortografía o incluso les cambien el nombre a las personas y aunque parece una simple equivocación, un exempleado aseguró que hay otra razón de fondo.

A través de un video, Shabaz Says, un usuario de TikTok de 28 años de edad, quien asegura que trabajó medio tiempo por varios años en un Starbucks de Inglaterra, aceptó el reto de la usuaria @princessannafit sobre revelar secretos de una compañía en la cual ya no trabajas.

Redes sociales

Entre los secretos que reveló Shabaz está que los empleados de Starburcks escriben mal el nombre de los clientes a propósito por orden de sus superiores, pues se trata de una estrategia de marketing ya que es más probable que el cliente suba una foto de su bebida para quejarse de que su nombre está mal escrito, a que publique algo en redes sociales si el nombre es correcto.

"Estaba recibiendo formación y el director me habló de escribir mal los nombres en los vasos a propósito para conseguir publicidad gratuita", aseguró el usuario de TikTok. 

El exempleado detalló que los influencers y las personas que aparentan quejarse con facilidad son los principales blancos de la estrategia de escribir mal su nombre porque "en definitiva van a publicar (en redes sociales) sobre ello".

TikTok

Otros secretos de la compañía

El usuario de TikTok también señaló en su video que ya suma más de 500 mil reproducciones que muchos de sus compañeros de trabajo le daban café descafeinado a los clientes que eran groseros y usaban jarabe artificial en lugar de café real en los frappuccinos. 

Además, señaló que cuando tenían muchos clientes en la cafetería era común que fingieran que algún ingrediente se les había agotado o que la máquina estaba descompuesta para evitar tener que hacer bebidas más elaboradas como los frappuccinos.

No todos los secretos que reveló son malos, pues el exempleado explicó que al final de la noche todos los artículos de la panadería deben tirarse por lo que es probable que el barista te regale un alimento si se lo pides, mientras que otros son donados a refugios de personas.