Comparta éste artículo
CIENCIA

Conoce a Fénix, el planeta que sobrevive a la radiación extrema

'Fénix' un planeta que pertenece a una rara categoría y ha logrado mantener su atmósfera a pesar de la extrema radiación de su estrella madre.

GLOBAL

·
Los exoplanetas pueden ser muy diversos. Existen planetas rocosos como la Tierra, gigantes gaseosos como Júpiter, Neptunos calientes como Fénix, y planetas de agua que podrían estar completamente cubiertos por océanos.Créditos: Pixabay

Los científicos han identificado un nuevo exoplaneta, apodado 'Fénix', que desafía las expectativas al mantener su atmósfera a pesar de la intensa radiación de su estrella madre. Este hallazgo, publicado en The Astronomical Journal, Fénix pertenece a una categoría poco común de exoplanetas conocidos como 'Neptunos calientes', pero orbitan mucho más cerca de sus estrellas anfitrionas, resultando en temperaturas extremadamente altas.

Tiene un tamaño de aproximadamente 6.2 veces el tamaño de la Tierra, completa una órbita alrededor de su estrella cada 4.2 días, esta aproximadamente 6 veces más cerca de su estrella que Mercurio del Sol. Con una densidad 60 veces menos denso que el 'Neptuno caliente' de mayor masa conocido, teniendo una atmósfera inusualmente esponjosa y menos densa de lo que se esperaría en tales condiciones extremas.

Las teorías actuales

Exoplanetas en estas zonas son de particular interés para la búsqueda de vida.
Créditos: Pixabay

El astrofísico Sam Grunblatt de la Universidad Johns Hopkins destaca que Fénix no evoluciona como los modelos actuales predicen. A pesar de la intensa radiación de su estrella roja gigante, Fénix ha desarrollado una atmósfera mucho más grande y menos densa de lo que se anticipaba. Según Grunblatt:

 "Este planeta no evoluciona como pensábamos, ya que muestra una atmósfera mucho más grande y menos densa de lo que creíamos para las condiciones extremas a las que está sometido".

Sin embargo, el hallazgo de Fénix cuestiona las teorías sobre cómo envejecen y mueren los planetas en entornos extremos, los investigadores esperaban que Fénix estuviera reducido a una roca desnuda debido a la intensa radiación, pero su supervivencia sugiere que nuestros modelos de evolución atmosférica necesitan ser reevaluados.

TE PUEDE INTEREAR: ¿Qué es y cuándo ver el fenómeno de la Superluna de Fresa 2024?

¿Cómo fue su descubrimiento?

Los "Júpiters calientes" son exoplanetas gigantes gaseosos que orbitan muy cerca de sus estrellas, lo que resulta en temperaturas extremadamente altas.
Créditos: Pixabay

El descubrimiento de Fénix fue posible gracias a nuevas técnicas de ajuste de datos obtenidos por satélites de observación de exoplanetas de la NASA. Estas innovaciones han permitido detectar exoplanetas más pequeños y menos densos, que antes pasaban desapercibidos frente a planetas más grandes y densos.

Los científicos creen que Fénix no sobrevivirá más de 100 millones de años antes de comenzar a caer en espiral hacia su estrella gigante. Sin embargo, su existencia actual proporciona valiosa información sobre la diversidad y complejidad de los sistemas solares y la evolución planetaria, especialmente en las etapas finales de la vida de las estrellas.

Algunos exoplanetas tienen períodos orbitales extremadamente cortos, completando una órbita en solo unos pocos días terrestres.
Créditos: Pixabay

Este descubrimiento también tiene implicaciones para la comprensión de nuestro propio sistema solar, los científicos predicen que, en unos pocos miles de millones de años, el Sol se expandirá hasta convertirse en una estrella roja gigante, posiblemente engullendo a la Tierra y otros planetas interiores. Sin embargo, hallazgos como el de Fénix podrían cuestionar esta teoría y sugerir nuevos modelos para la evolución atmosférica de los planetas.

Este descubrimiento nos abre una vasta vista de la diversidad que existe en el universo, abriendo nuevas vías para la investigación astronómica. No olvides seguirnos en nuestro canal de WhatsApp y Newsletter.

Google News