Las omisiones alrededor de la supuesta terminación del gasoducto Texas-Tuxpan


Transcanada y IEnova, empresas asociadas en Infraestructura Marina del Golfo, anunciaron la terminación del gasoducto Texas-Tuxpan, nueve meses después de lo comprometido en los contratos.

En el comunicado conjunto en el que anuncian el hecho, no señalan contar con el Certificado de Terminación de Obra por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ni tampoco con el Certificado de Operación Comercial, lo que garantizaría que el gas natural puede ser distribuido por dicha infraestructura.

Te puede interesar: #DesfalcoProfundo: Los contratos que tienen hipotecada a la CFE hasta 2043

Este medio solicitó una postura oficial a la CFE sobre dichos documentos, pero no la ha obtenido. También se buscó una versión de las compañías, pero en su teléfono de atención a medios sólo está disponible una grabación.

Otro punto que omiten en su comunicado Transcanada (TC Energy Corporation) y IENova, es que el gas trasladado del gasoducto Nueces-Brownsville al Texas-Tuxpan, difícilmente podrá ser convertido en energía, ya que la planta Termoeléctrica de Tuxpan, a donde llegará el gas, está imposibilitada para convertir gas en electricidad. Ahí se genera electricidad a base de la quema de combustóleo.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE), a la que acaba de renunciar Guillermo García Alcocer, avaló las bases de licitación y dijo poco antes de renunciar, que dicho gasoducto quedaría terminado, pero en su posicionamiento nunca se refirió a la ausencia de infraestructura necesaria para procesar los 2,600 millones de pies cúbicos que estipula el contrato signado bajo la administración de Enrique Ochoa Reza y Guillermo Turrent.

Te puede interesar: #DesfalcoProfundo: El gran robo de la Reforma Energética de Peña Nieto

A eso hay que añadir, que el resto de la infraestructura de gasoductos, y particularmente con los que debe estar interconectado el Texas-Tuxpan, que incluye los Tuxpan-Tula y Tula-Villa de Reyes, no han sido concluidos, lo que debió ocurrir en 2018.

Eso no lo informaron ni Transcanada ni IEnova.

“El proyecto representa aproximadamente $2,500 millones de dólares en inversión en infraestructura para proveer el gas natural requerido por plantas generadoras de energía eléctrica, clientes industriales y centros urbanos para incrementar el desarrollo económico en el país, en línea con los objetivos del Gobierno de México”, señalaron las dos empresas en su comunicado conjunto, sin aclarar a qué gobierno se refieren, al actual o al anterior.

Según estimaciones financieras de la propia CFE, el costo de los cuatro gasoductos privados que deberían estar ya interconectados, y que el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador ha criticado porque no pasan a ser bien de la Nación al ser concluidos, sino siguen en poder de los contratistas, asciende, al menos, a 284 mil millones de pesos.

Por si te lo perdiste…

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.