Niño pierde visión en la escuela y la CNDH exhibe la negligencia de la SEP


La escuela debería ser un lugar en el que los jóvenes se preparen para un mejor futuro y donde estén seguros, lamentablemente no siempre es así y sus sueños se pueden ver truncados sin que las autoridades asuman su responsabilidad ante una tragedia.

Ese es el caso de un joven estudiante de secundaria, quien mientras debía estar tomando clases, sufrió un accidente que cambiaría su vida por completo.

Y es que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hizo una recomendación al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Otto Granados, luego que la dependencia rechazó una propuesta de conciliación que le envió el organismo, ello para solicitar la indemnización a un estudiante de secundaria que perdió la visión del ojo izquierdo en un incidente ocurrido en la escuela.

La CNDH informó en un COMUNICADO que recibió una queja en la que los padres del menor relataron la tragedia: el alumno estaba sentado en la tarima del salón, cuando uno de sus compañeros empujó a otro, lo que provocó que recibiera un golpe con la rodilla, en el ojo izquierdo y cayera golpeándose la región occipital.

La SEP negó responsabilidad en el asunto argumentando que no existía violación a los derechos humanos en agravio del alumno,no había parámetro para la indemnización y se trató de un incidente entre compañeros de clase.

Aunque la SEP trató de zafarse, la CNDH determinó que de acuerdo con la investigación realizada, los hechos ocurrieron en un salón de clases; en horario en que debía haber un profesor dando clase; en un periodo de aproximadamente dos horas en que los alumnos estuvieron sin vigilancia; no se actuó de manera oportuna para atender el daño físico; en el traslado al Hospital de La Raza el alumno no estuvo acompañado por algún representante del plantel escolar y el tipo de lesiones que presentó dejó secuelas irreversibles.

Ante la negligencia de la escuela, la CNDH recomendó a Otto Granados cumplir con la reparación del daño, dar una compensación económica, encargarse de la atención psicológica que requiere el menor, reembolsar a los padres los gastos médicos derivados del incidente, nscribirlos junto con su hijo en el Registro Nacional de Víctimas, y
brindar apoyo de beca o programas educativos en línea para que pueda continuar con sus estudios hasta el nivel superior.

¿Cómo ves?

¿Qué opinas de la respuesta de la SEP?

 

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.