Médicos del IMSS le quitan el útero con su bebé adentro para salvarles la vida


Una mujer de 30 años originaria de una localidad de la Mixteca y el bebé que esperaba, casi pierden la vida al detectarle preclamsia severa, pero gracias a una delicada intervención en el IMSS pudieron salvarse.

Juana Reyes llevaba un embarazo normal, pero al ser internada, médicos rurales del hospital IMSS-PROSPERA, ubicado en Tlaxiaco, Oaxaca, detectaron que la placenta cubría totalmente el orificio cervical uterino y había invadido la vejiga (placenta acreta).

Para intentar salvarles la vida decidieron interrumpir su embarazo a las 35 semanas con una delicada operación que implicaba retirarle el útero totalmente con la bebé adentro.

Gracias a la intervención nació una niña de 2.5 kilogramos, después de la cirugía madre e hija fueron estabilizadas y a los pocos días dejaron el hospital.

Marco Antonio Martínez Castellanos, el director de la clínica, explicó que la evolución del caso fue favorable y con esta modificación a la técnica quirúrgica, se evitó una hemorragia obstétrica masiva.

La placenta acreta es un padecimiento riesgoso por su alta tasa de mortalidad, pues puede causar una hemorragia masiva durante la atención del parto y posterior, así como lesiones a vejiga e intestinos.

¿Qué opinas de la intervención de los médicos?

#KEEH

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.