Los hijos de capos que fueron exhibidos por las autoridades de Estados Unidos


En el panorama del narcotráfico, nombres como Joaquín Guzmán Loera, Nemesio Oseguera o Rafael Caro Quintero sobresalen como las figuras clave de organizaciones como el cártel del Sinaloa, el Cártel Jalisco Nueva Generación o el extinto cártel de Guadalajara.

Pero en varios casos, sus familiares participan de una u otra forma en la estructura de sus negocios ilícitos y quienes han descubierto los lazos han sido las autoridades de Estados Unidos.

Ellos son los herederos de los capos que la DEA ha dejado al descubierto:

Joaquín Guzmán Loera fue considerado como uno de los capos más poderosos y durante su juicio surgieron varias revelaciones sobre cómo logró corromper y engañar a las autoridades para llevar a cabo sus operaciones.

‘El Chapo’ tiene al menos 10 hijos, fruto de tres matrimonios distintos y, tras varios años de investigaciones, el Departamento de Justicia de Estados Unidos logró acusar formalmente a dos de ellos por tráfico de drogas en el país vecino: Joaquín Guzmán López y Oviedo Guzmán López.

De acuerdo con los fiscales, los hermanos habrían conspirado para distribuir cocaína, metanfetaminas y marihuana a Estados Unidos desde México y otras partes del mundo entre 2008 y 2018.Ambos siguen siendo fugitivos y se cree que residen en México.

Te puede interesar: #EnFamilia: El árbol genealógico de ‘El Chapo’ Guzmán

No es el único hijo del capo ‘fichado’ por la DEA, Jesús Alfredo Guzmán, alias ‘Alfredillo’, fue incluido en la lista de los 10 más buscados el pasado septiembre.

A ‘Alfredillo’, de 35 años, lo acusan de conspirar para poseer, con intención de distribuir, sustancias controladas.

Te puede interesar: Las revelaciones más importantes en el juicio contra ‘El Chapo’

Las fichas de los hijos de Nemesio Oseguera Cervantes ‘El Mencho’, Rubén y Jessica Johanna Oseguera, también comenzaron a aparecer en Estados Unidos, señalados como integrantes de la red de lavado de dinero del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Ambos cuentan con estudios superiores en negocios internacionales y, según las autoridades estadounidenses, se encargaron de administrar los bienes del CJNG realizando transacciones en otras regiones de América y Europa.

Jessica Oseguera es dueña de una serie de empresas presuntamente usadas para lavar dinero, entre ellas un complejo turístico, un restaurantes de sushi gourmet y una marca de tequila.

Rubén, conocido como ‘El Menchito’, fue encarcelado en 2015 por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita y actualmente está en el Cefereso de Puente Grande, Jalisco.

La DEA perfiló a Dámaso López Serrano como un posible sucesor del ‘Mayo’ Zambada, ‘El Chapo’ o ‘El Azul’ Esparragoza, al posicionarse como uno de los operadores principales del cártel de Sinaloa.

El hijo de Dámaso López Núñez, alias ‘El Licenciado’ causó revuelo al compartir fotos de su lujoso estilo de vida en redes sociales.

Según la DEA, López Serrano era un “joven seductor”, amante de los viajes y con tendencia a la sociopatía, quien lavaba dinero y traficaba sustancias ilícitas.

Después de la captura de su padre y ante el temor de ser borrado del mapa por los hijos de ‘El Chapo’, el ‘Mini Lic’ se entregó a las autoridades de Estados Unidos en 2017, se declaró culpable y delató a más de un centenar de miembros de la organización.

Roxana, Héctor Rafael y Henoch Emilio Caro Elenes, hijos de Caro Quintero, fueron incluidos por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como integrantes de una presunta cadena de actividades ilícitas para su padre.

De acuerdo con el semanario Zeta, los hijos de Caro Quintero, estudiaron en escuelas como la Universidad Autónoma de Guadalajara y el Tec de Monterrey, y tienen negocios como a gasolineras, productos de higiene personal, belleza, zapatos, haciendas y spas que usan para lavar dinero.

Te podría interesar:

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.