La “inexplorada” cláusula de los Seguros en los contratos de los gasoductos


La Comisión Federal de Electricidad (CFE) pudo usar una cláusula para compensar el pago de, hasta ahora, al menos 22 mil millones de pesos por concepto de Caso Fortuito y Fuerza Mayor (CFFM), vinculados con los retrasos de obra en los gasoductos privados contratados en el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, y que se siguieron pagando durante el inicio de la gestión del presidente López Obrador.

Se trata de la cláusula 28 de los contratos pactados entre la CFE y los particulares referente a los “Seguros”, como se puede ver en el documento anexado, del cual Quinto Poder tiene copia, y que refiere al convenio entre la Comisión y la empresa Infraestructura Marina del Golfo, conformada por IEnova y Transcanada (TC Energy), para la edificación del gasoducto Sur de Texas-Tuxpan.

“Es responsabilidad del Transportista contar con todos los seguros necesarios durante la construcción y operación del Sistema de conformidad a lo estipulado en la directiva sobre Seguros para las Actividades Reguladas en Materia de Gas Natural y Gas Licuado de Petróleo por Medio de Ductos DIR-GAS-005-2003 o la que la sustituya o modifique total o parcialmente”, señala el contrato. 

¿Para qué servirían las pólizas de seguro?

Para proteger a los constructores ante eventuales problemas durante la etapa preoperativa de la obra.

¿De qué manera podría haberse ahorrado la CFE miles de millones de pesos?

Si las empresas, tras haber cobrado lo correspondiente a dichas pólizas, hubieran reembolsado a la CFE dichos montos, lo que según fuentes consultadas por este medio, no ha ocurrido. O por lo menos, la Comisión no ha sido notificado de ello, ni durante la administración del expresidente Peña Nieto, ni en la gestión del presidente López Obrador.

Las mismas fuentes señalan que las empresas en ningún momento han notificado si además de cobrar a la Comisión los pagos correspondientes a Caso Fortuito y Fuerza Mayor -es decir, los reembolsos por el tiempo (en la mayoría de los casos, meses) en que por problemas sociales o de otorgamiento de permisos gubernamentales no pueden desarrollar las obras comprometidas en los convenios- los prestadores de servicios cobraron las pólizas que establecen los contratos.

¿A cuánto ascienden dichas pólizas?

En el caso del gasoducto Sur de Texas-Tuxpan, a 60 millones de dólares. Al tipo de cambio que cotiza la CFE, que son 19 pesos por dólar, hablamos de un estimado de mil 140 millones de pesos.

Hasta el momento, el gasoducto Sur de Texas-Tuxpan, por concepto de Caso Fortuito y Fuerza Mayor, le ha costado a la Hacienda pública, y en consecuencia a la CFE, unos 2 mil 673 millones de pesos -140.7 millones de dólares-, según reportes financieros a los que este medio ha tenido acceso.

“El límite de responsabilidad contratado bajo la póliza de responsabilidad civil, deberá ser POR LO MENOS, de US$60,000,000 (Sesenta millones de Dólares 00/100 cy). La cantidad antes indicada pudiera reducirse, siempre y cuando, dicha cantidad esté avalada por un estudio de riesgos realizado a costa del Transportista, donde se indique la pérdida máxima posible por responsabilidad civil. En las pólizas se señalará a la CFE como un tercero en caso de daño o perjuicio”, señala la cláusula 28.2, referente a Seguro de Responsabilidad Civil durante la Construcción y Montaje.  

No se tiene constancia de la existencia de estudios que hayan facilitado la reducción del monto de dicha póliza, salvo los estudios de prefactibilidad que debieron garantizar que los prestadores de servicio -los constructores- no tendrían ningún problema para construir los gasoductos, en este caso el Sur de Texas-Tuxpan, del punto A al punto B, como se estipula en el contrato.

El apartado 28.3 del mismo contrato referente a ‘Seguro Contra Todo Riesgo Durante la Operación’, establece que:

“El Transportista deberá obtener, a su propia costa y con anterioridad a la Fecha de Inicio del Servicio de Transporte de GN (Gas Natural), una o varias pólizas de seguros a primer riesgo contra todo riesgo de acuerdo con los resultados obtenidos en el estudio de riesgos, éste deberá indicar las pérdidas máximas probables y posibles para cada uno de los riesgos, a que están expuestos los bienes, que cubra cuando menos (i) riesgos de daños físicos, incluyendo lo riesgos de sabotaje y terrorismo, causados al Sistema de Transporte de GN, (ii), pérdida de utilidades o interrupciones de negocios, (iii) riesgos derivados de todos los eventos de Caso Fortuito o Fuerza Mayor que constituyan riesgos asegurados”.

 

Todos los gasoductos privados contratados han recurrido, en algún momento, a la figura de Caso Fortuito y Fuerza Mayor, según las fuentes consultadas.

Pero ese no es el único seguro que contempla el convenio.

“Un ‘seguro de todo riesgo de carga’, por un monto de US$100,000,000. (Cien millones de dólares 00/100 cy.) Como sublímite único y combinado por todo y cada evento o serie de ocurrencias a consecuencia de un evento y en el agregado por embarque. La cobertura ampara la pérdida o daño físico que se derive de ‘cualquier riesgo’ generalmente incluido dentro de los peligros marítimos mientras se encuentren en tránsito”, señala el apartado (c) de la cláusula 28.2, referente a Seguro de Responsabilidad Civil durante la Construcción y Montaje. 

Dicha cláusula no está relacionada con la obra civil, pero sirve para dimensionar el blindaje del que podría hacer uso la CFE, cuando, por ejemplo, el llamado gasoducto marino entre en funciones, si es que lo hace.

 

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), que encabeza Manuel Bartlett, señaló a Quinto Poder que la aplicación o no de las pólizas de seguro entre otras cuestiones particulares, en materia financiera, serán evaluadas a detalle en las mesas de negociación establecidas con las empresas que construyeron los gasoductos.

“Ha habido reuniones y justo se establece una mesa de análisis financiero tanto por parte de ellos -constructores- como por parte nuestra (CFE) y es precisamente donde vamos a entrar al análisis quirúrgico de las cosas porque todo lo que pasaba o lo que pasó, hay que ver si era cierto o no, si estaba dentro de la regala, si estaba dentro de la constitucionalidad o no. 

“Todo eso que aunque ya hubo una revisión previa y por ello se toma la decisión de decir: estos son contratos ‘leoninos’ y hay que sentarnos a negociar, hoy estamos en este proceso de negociación, ¿qué sucede hoy?, que hay una muy buena intención tanto por parte de ellos, de las empresas constructoras o desarrollados de los gasoductos, como por parte nuestra, pese que hay en medio un arbitraje, la intención es sentarse a negociar”, dijo Luis Bravo, coordinador de Comunicación Corporativa de la CFE. 

“Entonces, sentémonos a analizar desde su óptica financiera, desde la nuestra y a partir de esos diagnósticos financieros se establecerán los posibles acuerdos en los que se puedan contemplar todo esto que me estás diciendo, seguros, pagos, todo”, añadió el funcionario, quien dejó en claro que en la negociación se evaluará cada detalle de los contratos.

“Se está en revisión de todo. Cuando tú compras un restaurante, te lo cotizan en cierto monto y en el proceso de entrega-recepción hay un balance de ellos y luego viene el balance tuyo. 

“Tampoco es señalar que se haya manipulado, simplemente es una revisión y cuando surge una controversia de un arbitraje internacional que va a tribunales internacionales, evidentemente se establece una mesa en la que precisamente todas aquellas dudas y todos esos cuestionamientos se someten a la investigación, y al análisis, y a la negociación y a decir, ‘oye mira, aquí me estás cobrando o no me estás cobrando’, o ‘aquí hay una póliza que no sabíamos'”, detalló.

“La revisión es integral, no podríamos y sería muy irresponsable decir que X cláusula tiene tales y cuales particularidades, porque en la parte integral es donde tenemos que ser muy objetivos”, dijo Bravo.

Quinto Poder ha intentado entablar comunicación telefónica con Guillermo Turrent, exdirector de CFE Energía y CFE Internacional, pero no ha tenido éxito.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.