La historia de Nxivm, la secta que alcanzó a poderosos políticos y famosos


El grupo secreto Nxivm ha acaparado las conversaciones de medios de comunicación y de la sociedad de Estados Unidos y México, debido a la historia que hay detrás de la que ahora es conocida como una secta que esclavizaba a mujeres.

El hombre detrás de este programa es Keith Raniere, nacido en Brooklyn, Nueva York. De acuerdo con algunos datos sobre su vida desde muy pequeño destacó por su inteligencia; a los dos años aprendió a leer, incluso en 1989 rompió un récords Guinness por obtener el IQ más alto.

De acuerdo con reportes de diferentes medios, Raniere tenía fascinación por los negocios con “esquemas piramidales”. Uno de sus primeros trabajos fue en la empresa de marketing, Amway, que tenía esa misma estructura, y más tarde el mismo Raniere pondría un negocio que vendía electrodomésticos y paquetes vacacionales bajo el mismo modelo.

¿Cuándo fundó Nxivm? Fue en 1998 cuando Raniere junto con Nancy Salzman, su socia de negocios, Nxivm fue promovida como una fundación para la ética humana, sin fines de lucro con sede en Albany, Nueva York.

Fue en 2015, cuando dentro de Nxivm creó un grupo conocido como DOS, el cual incluía a “esclavas” y “maestros”, todos los miembros eran mujeres y el líder era Ranieri.

Hasta ese momento no se conocía nada sobre esta “secta” hasta que en 2017, el diario The New York Times reveló lo que en realidad pasaba dentro de Nxivm, y fue por los testimonios de algunas mujeres que decidieron revelar la historia.

En la publicación llamada “En el interior del Nxivm, un grupo secreto en el que se marca a las mujeres”, el autor Barry Meier entrevistó a la actriz Sarah Edmondson, una de las mujeres que fueron marcadas en “el ritual secreto”.

Para The New York Times, Edmondson relató que para poder entrar a Nxivm primero debía entregar a su “ama” fotografías desnuda o comprometedoras, porque en caso de revelar la verdad sobre el grupo podrían ser utilizadas en “garantía”.

Pero eso no fue todo, el “ritual de iniciación” consistía en un pequeño tatuaje; Edmondson nunca imaginó que en realidad la marcarían con hierro caliente y le pondrían un símbolo por debajo de la cadera, el cual le mostró al diario The New York Times.

Edmondson y otra mujer decidieron emprender acciones legales, pero aseguraron que las autoridades no tomaban en cuenta sus testimonios.

Incluso, The New York Times asegura que cuando algunos miembros de Nxivm comenzaron a querer abandonar el culto y a exhibir lo que ocurría, el grupo denunció a un hombre y un par de mujeres por vandalismo y otros delitos “relacionados con El Centro (Nxivm) de esa ciudad”.

Pero fue hasta marzo de 2018 cuando ocurrió una sorpresiva detención en Puerto Vallarta (México) el líder de la secta, Keith Raniere había sido detenido en ese lugar, luego de que a finales del 2017 salió de EU y nadie sabía de su paradero.

Fue entonces cuando el nombre de Emiliano Salinas, hijo del expresidente mexicano Carlos Salinas de Gortari, fue relacionado con el líder de la secta, Raniere.

El hijo de Carlos Salinas inició un movimiento llamado In Lak’ech por La Paz A.C, que buscaba generar paz en el país, que tenía una filosofía muy parecida a la de Nxivm.

Tras la investigación de The New York Times se supo que Salinas Occelli se unió a Raniere en 2007, y fue cuando Nxivm abrió un centro en México llamado Executive Success Program (ESP) y el empresario mexicano estaba a cargo.

A la par de revelarse estos nexos, el portal Buzzfeed México compartió una conversación con Emiliano Salinas donde revela que sabía lo que pasaba con las mujeres y además defiende la naturaleza del grupo. “A mí una vez me preguntaron ‘A ver, ¿a ti te gustaría que Mika (su esposa la actriz, Ludwika Paleta) estuviera en un grupo así?’ Wey, el día que me lo preguntaron pues yo no sabía qué contestar, yo no sabía bien qué contestar, yo decía ‘en una de esas no’ ¿ya sabes?”, se escucha en el audio.

En la misma conversación, Salinas Occelli asegura que la idea del grupo era buena: “Hoy digo ‘¿Sabes qué?’ Digo, no tiene mucho futuro ya el grupo por toda la mierda que se generó, pero la naturaleza del grupo me parece buena de hecho”.

El escándalo que generó el vínculo de Salinas y Raniere obligó al hijo del expresidente a deslindarse del grupo y asegurar que “desconocía las acusaciones”.

Pero ahí no terminó todo, ya que surgían más nombres como el de la actriz de la serie de “Smallville”, Allison Mack, quien también estuvo involucrada en Nxivm.

Mack, discípula de Raniere, terminó declarándose culpable en abril de este año: “debo asumir plena responsabilidad por mi conducta”, dijo en la corte, incluso la Fiscalía aseguró que recibió beneficios financieros, ya que ella reclutaba mujeres para que fueran “esclavas”.

Durante el juicio también se reveló que una de las primeras esclavas de Nxivm fue Camila, una menor de edad mexicana, que fue reclutada a los 15 años.

La fiscal Tania Hajjar reveló durante la audiencia que Raniere atrajo a Nueva York a una familia mexicana en 2005 con la promesa de apadrinar a sus tres hijas en NXIVM, pero “no estuvo interesado en ser su mentor” y “en lugar de eso, tuvo relaciones con las tres, incluida la menor de ellas, Camila, de tan sólo 15 años de edad, y quien las habría llevado fue Mack.

Y una vez más la relación de México con Nxivm volvió a ser tema de discusión en la corte, ya que la Fiscalía presentó un organigrama en donde se puede ver al círculo más cercano de Raniere y aparecen varias mexicanas.

Una de ellas es Rosa Laura Junco, hija del presidente y director general de Grupo Reforma (grupo editorial mexicano), y en la que, de acuerdo con testimonios, habría comprado una casa en Waterford, Michigan para realizar “celebraciones y rituales para su líder Keith Raniere”.

Las otras mexicanas que también aparecen en ese círculo son Mónica Durán, Daniela Padilla, Camila Fernández y Loreta Garza Dávila, esta última junto con su hermana Carola dirigieron una filial en México de Rainbow Multicultural Garden, un programa de Nxivm para enseñar a niños de preescolar más de siete idiomas.

Además, en las publicaciones de Frank Report aseguran que Carola y Loreta ayudaron a resguardar a Ranieri cuando salió de Estados Unidos.

Uno de esos lugares fue La Joya, en San Pedro Garza García, pero al ser identificado por los vecinos, tuvieron que cambiar el “refugio” a Puerto Vallarta donde fue detenido. Frank Report publico una foto donde se le ve a Raniere caminando por las lujosas calles del exclusivo fraccionamiento en Nuevo León, Monterrey.

Lauren Salzman, una de las reclutadoras de la secta, también reveló que Ranieri quería a 100 esclavas sexuales y esto lo lograría con el apoyo de las mexicanas que formaban parte del grupo.

Y el duro golpe que dio la Fiscalía de Estados Unidos fue al declarar que Emiliano Salinas es coconspirador de Keith Raniere.

“Lo que usted ve en esta cadena de correos y en los correos que están en las cajas es que hubo esfuerzos de los coconspiradores incluyendo Kristin Keeffe, incluyendo Emiliano Salinas, dirigidos por el acusado en relación a qué individuos debían ser objetivos”, dijo Moira Kim Penza, una de las fiscales del caso contra Ranieri. Hasta el momento, Salinas Occelli no se ha pronunciado al respecto.

 

 

 

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.