El hijo de legendaria cantante mexicana que fue drogado a bordo de un taxi


La violencia en la Ciudad de México está desatada, y recientemente se dio a conocer que Jorge, el hijo de la legendaria cantante Lupita D’Alessio, fue víctima de robo con violencia pero de una forma que sólo una mente perversa pudo orquestar.

Jorge D’Alessio contó que fue a una fiesta en un party bus, esos camiones que recorren la ciudad con la fiesta, y asegura que los participantes bajaron en un bar de la colonia Condesa, en la delegación Cuauhtémoc. Tomó un trago más y luego se fue.

“Quería pedir un Uber, pero no había ninguno disponible y pregunté si la base que estaba enfrente era segura, me dijeron que sí, tomé este taxi y al subirme le dije hacia dónde íbamos, no le di la dirección de mi casa, simplemente le dije vete por aquí y me ofreció una botella de agua, lo que es muy común que suceda en servicios como de Uber o Cabify, me da un poco de coraje porque yo siempre le digo a mi hija que no acepte una bebida, (pero) estaba bastante cansado y se me hizo un gesto amable del taxista”.

De acuerdo con el relato de Jorge, al tomar el agua no pasaron ni 10 minutos cuando quedó inconsciente, lo último que recuerda es que el taxista agarró por otro camino y que cuando despertó estaba en la calle tirado, sin sus pertenencias.

Los médicos indican que por los raspones y los golpes, en realidad, fue arrojado del taxi y ahí permaneció tirado hasta que otro chofer pudo a llevarlo a su casa. Dijo que desde una iPad escribió a su esposa en Twitter.

“Estaba completamente drogado”, dijo

En el Hospital Ángeles de Interlomas le explicaron que se trata de la droga GHB, y que al menos llegan dos pacientes diarios en la misma situación, por lo que alertó a todas las personas para que tengan cuidado.

¿Has vivido una situación similar?

¿Le crees la historia a Jorge?

#SGS

 

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.