#Indignante: La historia de las enfermeras amordazadas en un hospital


Un grupo de enfermeras permanecen amordazadas en un hospital de Chiapas por la indiferencia de las autoridades…

Sin embargo, no se trata de un secuestro sino de una protesta contra el gobierno por ignorar las carencias que existen en la institución donde laboran.

Desde hace tres meses los empleados de salud del Hospital de la Mujer “Doctor Rafael Pascacio Gamboa”, de Tuxtla Gutiérrez, iniciaron sus protestas contra el desabasto de medicinas y la corrupción en el sistema de salud del estado, gobernado por Manuel Velasco.

Posted by Enfermeras en huelga de hambre desde chiapas.mx on domingo, 9 de abril de 2017

Además los empleados exigen a las autoridades que no les “roben” más su dinero, pues cada mes les descuentan las cuotas para el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), Infonavit y otras instituciones que dan créditos, porque al final del día el gobierno no paga y los trabajadores han sido enviados al buró de crédito.

Pero lejos de que sus peticiones fueran atendidas, al menos 14 trabajadores, que tenían entre 25 y 30 años de servicio, fueron despedidos en marzo.

Por eso el pasado 3 de abril cinco enfermeras iniciaron una huelga de hambre afuera del hospital para exigir su reinstalación y la de sus compañeros, así como mejores condiciones laborales y abasto de medicamentos en distintos hospitales y clínicas del estado.

“La huelga de hambre es para protestar en contra de quien no nos ve ni nos oye”.- María de Jesús Espinoza de los Santos, enfermera.

Ese mismo día el secretario de salud en Chiapas, Francisco Ortega Farrera, informó que siete trabajadores del Hospital de la Mujer fueron reinstalados en sus actividades laborales “sin ningún tipo de condicionamiento”, como parte de los acuerdos a los que se llegaron en una mesa de diálogo con los trabajadores.

Sin embargo, empleados citados por Animal Político acusaron que las trabajadoras reinstaladas fueron obligadas a firmar la carta donde se comprometían a no protestar más.

El diálogo se ha estancado en uno de los punto centrales de la huelga de hambre. El pago de el dinero que han desviado donde la suma es inmensa; por su parte gobernación dice que no tiene dinero para pagar lo desviado y resarcir el daño”.- Comunicado de las enfermeras en huelga. 

Ortega Farrera lamentó que un grupo de enfermeras no accedieran a la reinstalación y “por el contrario, decidieron continuar con un movimiento político”.

El fin de semana se unieron tres enfermeras más a la huelga, el domingo se sellaron los labios con tela adhesiva y anunciaron que no tomarían líquidos durante ocho horas.

TE PUEDE INTERESAR: #Indignante: Evidencias de que los hospitales en México están en el hoyo

La mañana del domingo, el secretario General de Gobierno, Juan Carlos Gómez informó que el sábado se atendió el último punto correspondiente a prestaciones laborales por lo que las enfermeras ya deberían levantar su huelga.

Según Gómez, el gobernador Manuel Velasco instruyó la reinstalación inmediata de las enfermeras en sus áreas de trabajo con sus derechos laborales vigentes, así como el abastecimiento total de medicamentos y materiales de curación para el Hospital Regional de la capital del estado.

Pero las huelguistas insisten en que el gobierno no está atendiendo realmente sus demandas, por lo que este lunes dijeron que se coserán los labios las cinco enfermeras que iniciaron la huelga hace una semana.

¿Y el gobernador Manuel Velasco? Bien gracias, no ha salido a dar la cara por este tema.

¿Es necesario llegar a tal grado para que las autoridades reaccionen?

¿En qué terminará esta historia?

Pues entre que las enfermeras protestan y las autoridades le dan vueltas al asunto, hay vidas en riesgo.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.