Esto devolverán empresas a la CFE tras renegociación por los gasoductos detenidos


La Comisión Federal de Electricidad (CFE) reveló que las empresas responsables de los siete gasoductos que se encontraban detenidos y cuyos contratos fueron renegociados devolverán 670 millones de dólares a la eléctrica.

La cifra corresponde a los pagos que recibieron por concepto de Caso Fortuito o Fuerza Mayor (CFFM), una cláusula originalmente establecida en los contratos que les permitía recibir pagos si eventos como huelgas, conflictos sociales, fenómenos naturales, o problemas para obtener permisos interrumpían la construcción.

El monto será devuelto mediante reducciones a la tarifa o meses de servicio conforme a acuerdos alcanzados con cada empresa y gasoducto, señaló Miguel Reyes, director de CFEnergía y CFE Internacional en conferencia de prensa.

El funcionario detalló que en el caso de Carso, la empresa de Carlos Slim responsable del gasoducto Samalayuca-Sásabe y con la que se alcanzó el primer arreglo, se acordó que reintegrará los cerca de 57 millones de dólares que recibió en “los primeros tres años (…) aplicados a cuestiones tarifarias”.

Con el resto de las compañías se estableció que los pagos por CFFM más el monto de gastos financieros que tuvo que realizar la CFE, “se pusieran como equivalentes o el valor equivalente en la tarifa”.

Con IEnova, responsable del ducto Guaymas-El Oro, se acordó la reducción de tarifa en el año uno al 25.

Con Fermaca, a cargo de los tramos La Laguna-Aguascalientes y Villa de Reyes-Aguascalientes, ocurrirá del año 26 al 35.

En el caso del gasoducto marino Sur de Texas-Tuxpan, construido por IEnova y TC Energy (antes TransCanada) bajo la sociedad IMG, será del año uno al 25.

“Lo que se consideró con ellos es el monto y (…) mensualmente cómo lo acreditas en el número de meses de reducción o en reducción tarifaria. Incluso en Fermaca se hizo una cosa mixta: reducción tarifaria y número de meses de servicio”, señaló Reyes.

Renegociación pendiente

En el caso de TC Energy (antes TransCanadá), responsable de los gasoductos Tula-Villa de Reyes y Tuxpan-Tula, no se ha establecido un acuerdo porque hay una renegociación pendiente.

La empresa busca dejar la construcción del tramo Tuxpan-Tula y en su lugar desarrollar una ruta que lleve gas del Texas-Tuxpan al centro del país.

“Nos plantearon que no estaban interesados en Tuxpan-Tula, por grandes dificultades que se tienen (…) y entonces nos proponían buscar otra ruta para llegar más pronto al centro del país, eso lo hicimos cuando se estaba renegociando el contrato, nos pareció adecuado y de utilidad para los dos, que llegue el gas marino pronto al centro en lugar de estar detenido en el problema de la Sierra Madre y consultas indígenas”, dijo el director de la CFE, Manuel Bartlett.

Miguel Reyes detalló que la intención de empresa es que se renegocien tanto los contratos de los dos ductos que terminaron en conflicto como los del resto de proyectos que forman parte de su sistema integrado.

“Hay cinco contratos que estamos buscando renegociar con ellos para hacer un contrato y una tarifa”, indicó.

Por si te lo perdiste…

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.