Les dieron torta y refresco, pero aún así acarreados abandonaron mitin de Anaya


Vaya ridículo el que hizo Ricardo Anaya en un mitin en Puebla.

Por querer acaparar mucho, el ‘Chico Maravilla’ quedó en evidencia.

El día de ayer, Anaya estuvo de gira en Puebla, donde se quiso lucir al hacer cinco mitines en diferentes puntos del estado.

Su evento estelar fue el las instalaciones del centro de espectáculos Acrópolis, ubicado a un lado del Estadio Cuauhtémoc.

Desde las cuatro de la tarde, la maquinaria política del exgobernador Rafael Moreno Valle, o lo que es lo mismo, los acarreados, llegaron al lugar.

Según publicó la revista Proceso, a los asistentes se les entregó su respectiva torta y refresco, camisas, bolsas de mandado y demás objetos para “premiar” su apoyo.

El aforo del lugar es de 10 mil 500 personas, sin embargo, no lo llenaron, les faltó casi la tercera parte, pese a que Anaya presumió en redes que el lugar estaba hasta las lámparas.

Y luego se queja de cuando se crean las tendencias #MentirasDeAnaya.

Como Ricardito se quiso hacer el “guapo” con tantos eventos, llegó hasta las ocho de la noche a la Acrópolis. Con justa razón, la gente ya estaba desesperada.

Empezó a hablar la candidata a senadora, Nadia Navarro, pero tuvo que cortar su discurso tras una intensa silbatina.

Luego, cuando Anaya comenzó a hablar los asistentes decidieron, sin más, abandonar el recinto. Para evitar más el ridículo, el discurso del ‘Chico Maravilla’ sólo duró siete minutos.

Aquí los videos que lo exhiben…

¿Qué te parece?

Lo que ocurrió en este mitin de Anaya ya es comparado con el “Josefinazo”, mote que se ganó la excandidata a la presidencia de la República en el 2012, Josefina Vázquez Mota, cuando en su arranque de campaña en el Estadio Azul también la abandonaron en pleno discurso.

Típico de panistas…

#EGO

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.