#Castigo: Las constructoras que deben pagar por sus edificios mal hechos


Hace unas horas, te informábamos del reclamo a nivel mundial que la ONU realizó contra el gobierno federal y las constructoras.

TE RECOMENDAMOS: #PenaMundial: Esto dijo la ONU del Gobierno, constructoras y el sismo

Pues bien.

Resulta que dos empresas inmobiliarias, encargadas de edificar inmuebles que colapsaron durante el sismo del pasado 19 de septiembre, van a tener que pagar e indemnizar a los propietarios y afectados por utilizar materiales de pésima calidad.

Se trata de los edificios ubicados en Zapata 56, en la Portales, construido por la empresa Canadá Building; y en Bretaña 90, Colonia Zacahuitzco, de la constructora Dijon.

Un aviso emitido por la delegación Benito Juárez, en la CDMX, afirma:

“Dos construcciones tienen responsabilidad plena al utilizar materiales de baja calidad, mentir y evadir la autoridad, situación por la cual se violaron diversas disposiciones legales.. Derivado de esta situación se puso en riesgo la vida de personas y sus bienes”.

La delegación pidió a la Contraloría investigar ambos casos, y a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda sancionar al Director Responsable de Obra (DRO) de Zapata 56:

“La Delegación Benito Juárez iniciará procedimientos administrativos para sancionar tanto a empresas constructoras, DRO y corresponsables en instalaciones, ya que sin conocimiento y aprobación de la Delegación, se modificó la obra sin apegarse a las condiciones establecidas en la manifestación de construcción… No se constriñeron a vigilar estrictamente que tanto los procedimientos como los materiales empleados correspondieran a lo estipulado en las normas de calidad del proyecto”.

Así las cosas.

El mentado ‘boom’ inmobiliario que recientemente se anunciaba con bombo y platillo, resultó tener los cimientos podridos.

#CK

TE RECOMENDAMOS:

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.